Nicaragua y El Salvador, dos pueblos que transitan hoy por sendas de prosperidad tras años de guerra, reiteran ante el mundo la necesidad de luchar por la paz.

Durante un encuentro entre el Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, ambos líderes ratificaron su condena a los ataques terroristas en París, a la vez que hicieron un llamado a favor de la paz en el planeta.

El Presidente Daniel señaló que hoy más que nunca hay que luchar por la paz, y que este compromiso sobre todo debe ser asumido por quienes tienen en sus manos la posibilidad de decidirse a favor de la misma.

“Hemos seguido los trágicos sucesos en Francia... ¡otra vez la muerte, el terror! La Compañera Rosario se comunicó inmediatamente con el Embajador de Francia, quien recientemente presentó Cartas Credenciales en este mismo sitio, y cuando habló con el Embajador de Francia todavía estaba el secuestro, todavía no se había producido el desenlace... ¡una verdadera tragedia!”, valoró el mandatario.

El Presidente Daniel señaló que envió un mensaje de condena por los actos terroristas y de solidaridad al pueblo y gobierno de Francia, así como a los familiares de los fallecidos y al presidente François Hollande.

"Esto lo que nos indica es que, hoy más que nunca, hay que luchar por la paz en el planeta. Lo veníamos repitiendo en las últimas semanas en las reuniones en las que recibíamos cartas credenciales de embajadores de diferentes regiones del mundo. Y estos terribles acontecimientos, trágico acontecimiento en París, se llaman a la paz; en primer lugar, a los que tienen en sus manos la posibilidad de la paz", expresó el mandatario nicaragüense.

Daniel recordó que actualmente se habla de diálogo, se habla de negociaciones y de unir esfuerzos en la lucha contra el terrorismo, procesos que Nicaragua apoya decididamente.

“Nosotros nos sumamos a ese esfuerzo de los Países que están más involucrados en los conflictos que han venido desarrollándose, provocando miles de muertos. Bombardeos sobre Familias enteras, bombardeos incluso en momentos en que se realizan matrimonios... ¡ahí el bombardeo! Daños colaterales como le llaman, Familias enteras asesinadas; Estados que eran un ejemplo de Desarrollo, Económico, Social, de Progreso, totalmente desintegrados y destruidos”.

Daniel también aseguró que se deben unir esfuerzos para evitar que se desintegren Estados como Siria, y que a partir del reconocimiento de dicho Estado se podrán combatir a grupos terroristas que -recordó- fueron armados y organizados por los gobiernos de la OTAN.

"Y la Batalla en otro Estado que está prácticamente semidestruido... Siria. Ahí está otra batalla, con el costo ya de miles de muertos, miles de heridos, ¡toda una tragedia!… ¡Dolor, dolor, dolor, en las familias, en los niños, en las mujeres, en los ancianos, en los hombres! Nosotros pensamos y lo hemos manifestado así, que deben unirse esfuerzos para evitar que se desintegre Siria, que sigue siendo un Estado, y que reconociendo la existencia de ese Estado se vayan haciendo esfuerzos para combatir a los diferentes grupos terroristas que se han multiplicado en la región; grupos terroristas que a la vez fueron armados, entrenados y organizados por los gobiernos de la OTAN", explicó el mandatario.

“La Paz... la Paz que tanto nos costó alcanzar aquí en la Región Centroamericana, y que seguimos defendiendo. El pueblo salvadoreño es un ejemplo, es un Pueblo que ha luchado y sigue luchando por la Paz, y ahora en estas nuevas circunstancias, donde el gran flagelo que tenemos aquí es el crimen organizado, el narcotráfico, las Maras, y que demanda, lógicamente, del esfuerzo común, de la lucha común, y del compromiso de la Comunidad Internacional”.

Unir esfuerzos por alcanzar la paz mundial

Por su parte, el presidente de El Salvador, compañero Salvador Sánchez Cerén, ante los hechos ocurridos en Francia, manifestó que todas las naciones del mundo se deben unir para alcanzar la paz mundial y particularmente fortalecer la paz que viven las naciones centroamericanas.

“Es un momento difícil en el que realizamos esta reunión, difícil para el mundo, difícil para la humanidad; la barbarie se quiere imponer ante la razón y es necesidad de que toda la humanidad, en este caso los líderes nos unamos para alcanzar esa anhelada paz mundial”, dijo Sánchez al destacar que se hace necesario que la región centroamericana en una sola voz, condene los hechos ocurridos en París.

“Es hoy importante expresar como pueblos centroamericanos y cada uno de nuestros pueblos, la condena a estos actos, pero además nuestra solidaridad con ese pueblo, como es el pueblo hermano de Francia, con su gobierno”, agregó.

Dijo que su país se suma a todos los esfuerzos que se realizan a nivel regional y mundial para unir fuerzas dirigidas a alcanzar la paz.

“El mundo necesita desarrollarse, el mundo está sometido a muchas amenazas, el terrorismo es una de las amenazas, esta lucha que no tiene razón de ser. Es una amenaza, pero también hay otras amenazas como el cambio climático”, citó Sánchez.

“Como presidente de El Salvador me uno y hago ese llamado a la comunidad internacional a que unamos esfuerzos por alcanzar la paz mundial, esa paz que nosotros tenemos que preservar aquí en Centroamérica. Construir la paz, construir este proceso de paz, construir este proceso democrático en Centroamérica, es también una larga historia; una larga historia de dolor, pero también de éxitos y de resultados”, manifestó.

Subrayó que Centroamérica en medio de esas amenazas que afectan al mundo, está resurgiendo y avanza unida “para ser una región más atractiva para alcanzar el desarrollo que beneficie a nuestros pueblos, ese desarrollo económico que tanto necesitan nuestros países, nuestra región; pero para favorecer a nuestra población, para que tenga mayores niveles de educación, para que tenga mayores niveles de empleo y además de ingresos para que mejore la situación de la familia”.