Policía fuertemente armada se desplegó a la zona cercana a la torre Eiffel, en París, en lo que resultó ser una falsa alarma provocada por una “obra de bromistas”.

La policía anti-terrorista parisina se desplegó al Hotel Pullman y la estación de metro Champs de Mars, de acuerdo a testigos.

El portavoz del Ministerio del Interior francés señaló que el incidente en el hotel Pullman se debió a una alerta falsa.

"Es obra de bromistas", ha señalado al diario francés 'Le Figaro' Philippe Goujon, el teniente de alcalde del distrito 15 de París. Goujon agregó: "También ha habido otra información falsa en el bulevar Grenelle".