El descarrilamiento de un tren de alta velocidad (TGV) en pruebas causó hoy al menos 10 muertos y siete heridos junto a la localidad alsaciana de Eckwersheim, en el este del país, informaron medios locales.

El diario "Dernieres Nouvelles d'Alsace" señaló en su edición digital que, según testigos presenciales, el tren volcó y parte de los vagones cayeron a un canal, antes de prenderse fuego.

En principio nada apunta a una hipotética vinculación con una acción terroristas, precisaron las fuentes al rotativo.

El tren, dijo una fuente de la prefectura de Alsacia al diario "L'Alsace", llevaba a bordo técnicos y descarriló "a causa de una velocidad excesiva".

Varios heridos tuvieron que ser trasladados a los hospitales con en helicóptero, agregaron las fuentes.