El campamento de refugiados de Calais, en Francia, se encuentra en llamas, mientras se especula que podría tratarse de un acto de revancha racista por los atentados ocurridos este viernes en París.

El periodista, reportero y documentalista polaco Tomasz Sekielski que se encuentra en la zona confirma que el campamento se encuentra en llamas, su cuenta en Twitter desde la que está informando en directo es @sekielski.

El canal de televisión ruso RT acaba de publicar la información junto a un vídeo del momento. Según este mismo medio, el Teniente de Alcalde de Calais ha confirmado la noticia aunque la confusión sigue siendo enorme.

En este asentamiento a las afueras de la localidad francesa convergen inmigrantes de Afganistán, Siria, Eritrea, Etiopía, Sudán e Irak, los cuales se encuentran “por debajo de los mínimos de cualquier campamento de refugiados” y son indignas de un país europeo.

“La gente de Calais le prende fuego a los guettos de los migrantes en represaila por los atentados porque algunos son musulmanes” reportaba otro usuario parisino en la mencionada red social. Otras fuentes señalan que el incendio ha podido ser accidental.