En el barrio Blanca Segovia, ubicado en el sector del Reparto Schick, más de 12 mujeres en estado de embarazo, recibieron charlas, hicieron ejercicios físicos y fueron atendidas en consultas psicológicas en su respectivo Club de Embarazadas, todo con el objetivo de procurar un parto apropiado.

En este nuevo programa social que se fundamenta en el Modelo del Poder Ciudadano que tiene profundas raíces Cristianas, Socialistas y Solidarias, se pretende que las mujeres sigan gozando de la restitución de derechos.

“Estamos inaugurando nosotros los Clubes de Embarazadas, porque lo que queremos nosotros es acompañar en el proceso a las embarazadas, para que tengan su visita al Ministerio de Salud y tengan un parto satisfactorio, esa es la idea”, dijo el compañero Mario Sirias, funcionario del Ministerio de Educación.

Indicó que una vez la mujer tenga a su niño o niña, Mifamilia y el Ministerio de Salud le brindan seguimiento y para eso, siguen lo establecido en el manual del programa Amor para los más Chiquitos, que garantiza derechos a niños de 0 a 6 años.

“Estamos trabajando en función de la mujer embarazada y los niños que son el futuro de nuestro país, queremos niños sanos en nuestra Nicaragua que está prosperando".

La compañera Miriam del Socorro Rodríguez, del Ministerio de Salud, afirmó que el principal objetivo de los Clubes de Embarazadas es fomentar calidad de vida a las mujeres y niños, esto para reducir a su mínima expresión las muertes maternas e infantiles.

“El Centro de Salud Carlos Rugama está trabajando para que en nuestros barrios y comunidades no hayan muertes maternas, ni tampoco niños muertos, por eso insistimos en los controles prenatales en los centros de salud”, expresó.  

La joven Mary Espinoza, con un embarazo de seis meses, agradeció estos programas porque en ellos, están aprendiendo manualidades y el cuido del niño.

“Me parece muy bien que estén organizando esto, agradecemos que nos hayan invitados a nosotras. Se miran bien y es primera vez que nos toman en cuenta para el Club de Embarazadas y estamos muy contentas, que sigan adelante apoyándonos y también a los niños”, indicó Espinoza.

Los Clubes de Embarazadas se han multiplicado en toda Managua y en el resto de municipios del país.