El presidente francés François Hollande afirmó el sábado que Francia llevará a cabo una guerra "implacable" contra el terrorismo, luego de los atentados que causaron al menos 120 muertos el viernes por la noche en París.

"Queremos estar aquí, entre los que vieron cosas atroces, para decirles que llevaremos a cabo la guerra, que será implacable", afirmó el jefe de Estado frente a la sala de conciertos Bataclan, donde los atacantes mataron a decenas de personas.

En un dramático llamado a su nación, Hollande pidió tranquilidad a los franceses y “tener la cabeza fría ante el miedo”. Pero también pidió a los parisinos que no salgan de sus casas. ”Es un horror. Se trata de unos ataques terroristas sin precedentes que están en curso”, dijo Hollande, al borde de las lágrimas y profundamente emocionado.

Informó también que el Consejo de Ministros va a aprobar el estado de urgencia en todo el territorio francés y el cierre de las fronteras del país ante los “atentados terroristas sin precedentes” que sufre París. Agregó, a su llegada a la sala de conciertos Bataclan, que Francia ”no tendrá piedad” con los terroristas.

Dijo que el país “no se dejará impresionar ante lo sucedido” y se mantendrá unido. ”Hay muchos heridos. Heridos graves, conmocionados, conmocionados por lo que vieron”, agregó.

Hollande declaró que hay “decenas de muertos” por los ataques terroristas “en curso”, para lo que pedido la intervención de refuerzos militares para detenerlos.

De acuerdo con el Presidente francés, se han “movilizado todas las fuerzas posibles para neutralizar a los terroristas y asegurar todos los barrios” y ha “pedido refuerzos militares que están en París para que no haya mas ataques”.

Los medios parisinos coinciden en que se trata de los peores ataques a Francia en décadas.