El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó enérgicamente los atentados ocurridos esta noche en París y dijo que no son solo contra "el pueblo de Francia", sino que "son un ataque contra la humanidad y contra los valores que compartimos".

En una comparecencia en la Casa Blanca, Obama aseguró que las autoridades estadounidenses están preparadas para asistir al Gobierno francés en esta "vil tentativa de aterrorizar a civiles inocentes".

"Francia es el aliado más antiguo que tiene EE.UU. y estamos con ellos en este difícil momento. París representa los valores atemporales más altos de la humanidad. El pueblo estadounidense obtiene su fortaleza de los lemas de libertad, igualdad y fraternidad", completó el presidente estadounidense.

Estados Unidos, dijo Obama en un mensaje desde la Casa Blanca, trabajará con Francia para llevar a los "terroristas a la justicia" y recordó que "cuando ataques de este tipo ocurrieron siempre pudimos contar con los franceses. Planeamos estar de su lado de la misma forma".

Los estadounidenses, dijo Obama, "sacan fuerzas del compromiso de los franceses con la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad".En su mensaje, Obama dijo que no era el momento de "especular sobre quién es responsable" por los atentados ya que "parece que aún hay actividades en curso y peligros latentes".

El gobierno estadounidense está "preparado y listo para proporcionar cualquier asistencia que el gobierno y el pueblo de Francia necesite. Francia es nuestro más antiguo aliado", dijo.