Los productores aglutinados en la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) avizoran que los resultados del ciclo productivo 2015 serán positivos, por lo cual la seguridad alimentaria de las familias nicaragüenses está totalmente garantizada.

Después de una reunión entre sus agremiados, Martin Argüello, vicepresidente de Upanic, expresó que "en la mayoría de los rubros de seguridad alimentaria estamos bien, el abastecimiento está garantizado".

En ese sentido, explicó que se han desarrollado reuniones con el gobierno para consensuar los resultados de la cosecha del presente ciclo agrícola.

"En el rubro de los frijoles quedamos bien, prueba de ello es la estabilización del precio en los frijoles, hay suficiente para el consumo nacional, hay suficiente para la parte de exportación; El maíz se sigue cosechando, está cubierta la demanda nacional y se espera complementar con la cosecha de apante, (la producción) se considera normal", detalló.

"En café se reportaron exportaciones de 2 millones 500 mil quintales; de maní hay un déficit de 700 mil quintales, esto está sujeto al resultado de la cosecha prevista para las próximas 8 a 10 semanas. En caña de azúcar se explicó que hay un déficit de entre 500 a 700 mil quintales de azúcar de acuerdo a la meta proyectada. En el caso del sorgo se considera que la producción de sorgo rojo va a andar alrededor de 1.1 millones y un complemento adicional de 200 mil quintales de sorgo blanco que sustituyó este año a una área de sorgo que no se sembró", añadió Argüello.

En el caso del arroz, dijo que las estimaciones de producción rondan los 5 millones 150 mil quintales, 72% de la cosecha es para el consumo nacional.

El vicepresidente de Upanic valoró que las últimas lluvias que se han mantenido regulares en las zonas productivas han tenido un impacto positivo en la producción de los diferentes rubros.

Sector ganadero con resultados variables

Por su parte Álvaro Vargas, vicepresidente de Faganic, señaló que la disminución en el régimen de lluvias tuvo un impacto sobre el ganado, sin embargo el sector registra un crecimiento en el rubro de producción de leche.

"El daño por la sequia esta hecho, el pasto que no creció y el quilo que no engordó el ganado no se repone, indudablemente la disminución de entrega de ganado que hubo en la entrega de la época seca que tuvimos en invierno está siendo compensada ahorita con la zona húmeda, donde las entregas se han normalizado y se está entregando más de los promedios del año pasado", explicó.

Vargas indicó que la disminución en la producción carne va a andar alrededor del 10%, pero se registra un incremento en la producción de leche del 20%.

"La disminución de la carne está siendo compensada de alguna manera con el incremento de la producción de leche", aseguró.

El ganadero también mencionó que este año no se registró mortalidad del ganado. "No hubo, no se registró, con la experiencia de la sequia del año pasado los productores estaban preparados y tenían mejores suplementos alimenticios de tal manera que la pérdida fue el tiempo que tardaron de entregar el ganado al matadero, no por el supuesto contrabando", indicó.

El representante del sector ganadero criticó que a pesar de que los productores de ganado han bajado el precio de la carne en un 15%, la industria de la carne no ha trasladado la reducción a los consumidores finales ni ha disminuido los precios de exportación.

"Al productor ganadero la industria le ha bajado un 15%, si ustedes ven en los mercados nacionales la carne no ha bajado, únicamente le bajan a la compra del ganado del productor, pero ni el precio internacional ha disminuido en esa cantidad, ni en los mercados nacionales ha disminuido en esa cantidad. La diferencia de precio lo que ha hecho es engrosar la cartera de la industria de la carne", señaló Vargas.