El presidente Enrique Peña Nieto instruyó a la Secretaría de Gobernación (Segob) para que, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos convoque a un amplio debate sobre el consumo de la marihuana.

“Un amplio debate especializado que convoque a sociólogos, médicos, académicos y a la sociedad para realmente definir cuáles pudieran ser las políticas y acciones del Estado frente a la mariguana”, señaló.

Y luego aclaró que, en lo personal, “para mí no sería deseable ni estoy en favor de una eventual legalización en el consumo de la marihuana”.

No obstante, “esta posición tampoco riñe con la aceptación y convicción personal que tengo para abrir un debate, y un debate que científicamente, con argumentos sólidos, nos permita, eventualmente, arribar a otra posición”, expresó el presidente Peña Nieto.

Sobre el debate, afirmó que habrá que encauzarlo, y el gobierno está abierto para que, junto con el Legislativo, se trabaje de forma conjunta y se convoque a foros especializados “que permitan tener una posición mucho más clara y abierta”.

ONU da su aval

Al respecto, el director en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Antonio Luigi Mazzitelli, celebró la decisión del presidente Peña Nieto de convocar a un debate en torno al consumo de la mariguana.

El diplomático dijo que resulta verdaderamente democrático abrir al debate un tema que resulta polémico por las distintas posturas que existen al respecto.

Dijo que este debate debe ser plural y abarcar a todas las voces autorizadas, incluyendo a los consumidores.

“México, el Presidente, el Legislativo, el Ejecutivo, la Secretaria de Relaciones Exteriores han sido desde siempre uno de los grandes impulsores del debate, de un debate balanceado, de un debate que sirva de verdad a hacer avanzar la agenda de políticas de drogas, y en ese sentido ojalá que un verdadero debate se pueda dar”.

Comentó que observó en el Presidente una postura balanceada, ya que por un lado ofreció el pleno respeto a la promoción de la agenda de derechos humanos en México, pero al mismo tiempo el considerar las diferentes perspectivas del asunto de las drogas.