Presidente-Comandante Daniel recibe Cartas Credenciales de [email protected] de Chile, República Francesa, Estados Unidos de América, y del Estado de Palestina. 9 de Noviembre del 2015:

Palabras de Rosario

Muy buenas tardes, Embajadores, [email protected] de Chile, de Francia, de Estados Unidos, de Palestina.

Esta tarde, queridas Familias nicaragüenses, estará nuestro Presidente, el Comandante Daniel, recibiendo las Cartas Credenciales que acreditan a los Hermanos Presentes como Embajadores Plenipotenciarios y Extraordinarios ante ustedes, todos nosotros, Pueblo nicaragüense, Familias nicaragüenses, y serán recibidas por nuestro Comandante Daniel.

En primer lugar, tenemos con nosotros al Embajador de la República de Chile en Nicaragua, Don José Miguel de la Cruz Kross, a quien acompaña la Segunda Secretaria y Cónsul de la Embajada, Hermana Martha Vargas Díaz... [email protected]

Palabras de José Miguel de la Cruz Kross

Comandante Ortega, Señor Presidente; Doña Rosario, es un enorme honor estar aquí con ustedes. Les traigo, en primer lugar, el Saludo afectuoso y fraterno de Su Excelencia la Presidenta de Chile, y el Saludo Fraterno y de Amistad permanente de todos los chilenos a la Gran Familia Nicaragüense.

Chile y Nicaragua tienen relaciones hace 160 años aproximadamente, y en la actualidad estamos desarrollando las Relaciones para profundizar la Cooperación Bilateral; entendernos en muchas áreas, técnicas, académicas y científicas, y acercarnos aún más. También el desarrollo del Comercio, de las Inversiones chilenas en este lugar, principalmente, pensando ir en las grandes Obras Públicas que vienen en los próximos años.

Y como le digo, inmensamente honrado de estar aquí. Yo estuve aquí en el año 85, como Secretario de la Embajada, en circunstancias distintas, y puedo decirles que el País está magníficamente mejor. Es un agrado estar aquí. Muy agradecido, Presidente, por otorgarnos la ocasión, y espero poder desarrollar una tarea satisfactoria para ambos Países. Gracias.

Palabras de Daniel

Gracias por sus palabras, querido Embajador. Aquí tenemos las Cartas Credenciales de la Presidenta Michelle Bachelet, Presidenta de la Hermana República de Chile, un Pueblo Hermano, un Pueblo que está integrado a la Historia de Nuestramérica, a la lucha de nuestros Pueblos, y sobre todo el Sueño de la Unidad, de la Integración Latinoamericana y Caribeña.

Aquí en Centroamérica avanzamos en nuestros Procesos de Integración Regional, ustedes ahí han avanzado también en sus Bloques; pero luego, se hizo realidad el Gran Sueño de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la CELAC.

Y en Chile tenemos a un Pueblo Hermano, nos hemos identificado con sus Luchas, con sus Ideales, con sus Sueños... Allende, Neruda, nos unen, hasta el Alma, como Darío también nos une hasta el Alma, cuando vivió allá en Chile... Rubén Darío.

En Chile se han forjado muchos nicaragüenses, han estudiado muchos nicaragüenses. Chile tiene el privilegio de contar con Universidades, con Escuelas, y con Carreras como la Carrera de Derecho, por ejemplo, donde son muy prestigiadas las Universidades chilenas.

Hay muchos nicaragüenses estudiando allá en Chile y, ahora en estos Tiempos acompañando este Proceso de Integración Latinoamericana y Caribeña en la CELAC, fortaleciendo también las Relaciones Bilaterales entre Chile y Nicaragua; avanzando en el Campo de la Cultura, en el Campo del Comercio, el Intercambio en todos los Campos.

Llévele a su Pueblo, mándele a su Pueblo, querido Embajador, y a su Presidenta querida, Michelle Bachelet, mándele un Saludo del Pueblo nicaragüense, con todo nuestro Respeto, con todo nuestro Amor, para el Pueblo de Chile. Y bienvenido a Nicaragua.

Palabras de Rosario

Gracias, al querido Hermano José Miguel de la Cruz Kross, Embajador de Chile, del Pueblo chileno, del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, en nuestro País.

Ahora llamamos al Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Francesa en Nicaragua, Hermano Fréderic Basaguren y su esposa; la Consejera de la Embajada, Sylvie Decroix, y el Vice-Cónsul Thomas Anin... Adelante, Embajador. Gracias.

Palabras de Fréderic Basaguren

Excelentísimo Señor Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra; Excelentísima Señora Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo; Estimado Viceministro Orlando Gómez; Estimados Funcionarios de la Cancillería; Estimados Colegas del Cuerpo Diplomático.

Permítame, en primer lugar transmitir a Usted, Señor Presidente, el Saludo y el Testimonio de Amistad del Presidente de la República Francesa, el Señor François Hollande, que van también dirigidos a todo el Pueblo nicaragüense.

Voy a entregarle las Cartas Credenciales, y aquí hay una traducción en castellano, en español. Es para mí no solo un gran honor, sino también una gran satisfacción asumir las funciones de Embajador de Francia en Nicaragua.

Como resultado de sus Historias respectivas, nuestros Pueblos comparten Valores y Aspiraciones comunes, tales como la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Relaciones de Amistad, de Cooperación profundamente sinceras, se han establecido desde muchos años entre Francia y Nicaragua. Estas Relaciones unen a dos Estados Soberanos, iguales en Dignidad, Derechos y Deberes frente a la Comunidad Internacional, actuando como Socios sobre la base del Respeto mutuo y con el afán de implementar Proyectos de Beneficio compartido.

Tradicionalmente nuestra Cooperación está enfocada hacia la Cultura y la Educación, Campos fundamentales en un País como Nicaragua que ha dado al Mundo tantos Escritores, Poetas y Artistas.

A través de nuestras Instituciones, las Alianzas Francesas de Managua, Granada y León, el Colegio Franco-Nicaragüense Víctor Hugo de Managua, colaboramos con las Autoridades de su País en su acción para mantener una Enseñanza y una Oferta Cultural de nivel relevante. Esta Cooperación se extiende a las Universidades como la Investigación, campos que estamos dispuestos a priorizar, así como la Enseñanza del Francés en Colegios nicaragüenses.

Por otra parte, conviene recordar que Francia es uno de los primeros Donantes dentro del marco de la ayuda que ofrece la Unión Europea por la cuota que le corresponde en los Fondos Comunitarios.

Estamos deseosos de abrir nuevos terrenos de Cooperación e Intercambios, especialmente en el ámbito económico. Y por ello, una Cámara de Comercio Franco-Nicaragüense está en vías de constitución.

Sectores como los del Turismo Sostenible o de las Energías Renovables, en los cuales Nicaragua tiene grandes Recursos y Francia empresas con Tecnología reconocida pueden ser campos de Proyectos comunes; así como en el ámbito de las grandes infraestructuras.

El Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea tiene que ser aprovechado por nuestros dos Países con el fin de aumentar nuestros Intercambios Comerciales y de Inversión.

Por último quisiera saludar la participación de Nicaragua en la labor de preparación de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la COP 21 que se celebrará en París del 30 de Noviembre al 11 de Diciembre próximo.

Nuestros dos Países están fuertemente comprometidos para lograr un Acuerdo ambicioso y legalmente vinculante para todas las Partes, convencidos que el Cambio Climático constituye el mayor desafío que enfrenta la Humanidad; Nicaragua, siendo uno de los Países más afectados por los efectos de los Fenómenos Climáticos. Por lo tanto, unamos nuestros esfuerzos con el objetivo de avanzar en este campo hacia un Mundo Mejor para las futuras generaciones.

Espero poder contribuir durante mi estancia en Nicaragua, a estrechar los vínculos entre nuestros dos Países con la ayuda de las Autoridades de Nicaragua, y en especial de Usted, Comandante. Muchas gracias por su atención.

Palabras de Daniel

Gracias, querido Embajador de Francia. Hablábamos de Chile, cómo se han formado muchos nicaragüenses allá en Chile, igual podemos decir de Francia, de Estados Unidos; y de Palestina se han forjado muchos nicaragüenses en el Campo de la Solidaridad. Y mencionaba a Darío allá en Chile. Y Darío también allá en Francia. Y Darío también allá en los Estados Unidos. Y Darío luchando por la Paz en Tiempos de Guerra, en aquellos Tiempos de Guerra, con su Canto por la Paz.

Aquí tenemos las Cartas Credenciales del Presidente François Hollande, donde nombra a Fréderic Basaguren, que es Caballero de Honor y Caballero de la Orden Nacional del Mérito; lo nombra Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Francesa ante el Pueblo y Gobierno de Nicaragua.

Y usted ha marcado muy claramente lo que son nuestros vínculos, vínculos que transcienden en el Tiempo, en la Historia. Aquí la Revolución Francesa tuvo mucha influencia, y aquí se produjo la Revolución Liberal en el año 1893, bajo la influencia de la Revolución Francesa.

Una Revolución radical, tan radical, entonces el Estado nicaragüense era un Estado Católico, estaba bajo las normas de Convenios con la Iglesia de la Época. Y vino la Revolución Liberal y rompió esas ataduras.

En los Cementerios no se podían enterrar a los que no fuesen Creyentes, y la Revolución Liberal rompió con esas ataduras.

La Educación era Religiosa, y la Revolución Liberal rompió con esas ataduras y estableció la Educación Laica. Claro fue un choque feroz, porque provocó también choques con las Instituciones Religiosas, con los Colegios Religiosos; y salieron, fueron expulsados de Nicaragua porque chocaron los Colegios Religiosos que habían venido con ese Espíritu de Cooperación, de Solidaridad, habían venido sobre todo de Europa, de Italia, de España, las diferentes Órdenes.

¡Fue un choque violento! Influencia de la Revolución Francesa. Fíjese, no fue influencia de la Revolución Bolchevique. No fue influencia de la Unión Soviética. Fue influencia de la Revolución Francesa.

Después vino la Contrarrevolución... Cuando hay una Revolución, después viene la Contrarrevolución. Esa es otra Historia, pero sí nos unen esos vínculos que ustedes levantaron allá en La Bastilla, de Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Siguen siendo los Sueños a alcanzar por el Planeta entero... ¡siguen siendo los Sueños! ¿Y cuántas Bastillas más habrá que derribar? La primera gran Bastilla que hay que derribar es la Bastilla de la guerra. Que se cierren las guerras, y que reine la Paz, y que reine la Justicia.

Sería mucho más fácil enfrentar desafíos como los que nos convoca Francia, su Presidente, Don François Hollande, en la Reunión de la COP ahora para finales de Noviembre, comienzos de Diciembre.

Sería mucho más fácil ir a derribar esa otra “Bastilla” que es la que está provocando el Calentamiento Global, entre otras tragedias que provoca la destrucción de la Naturaleza, el Medioambiente, y donde, como usted bien señala, estos Países somos Países muy frágiles. Centroamérica, el Caribe, Países muy frágiles frente a lo que es el tema del Calentamiento Global.

Y Francia, como usted señala, es parte de la Unión Europea, ahí aporta Cooperación para nuestros Países, para nuestros Pueblos, y hemos logrado en estos últimos años diría yo, en estos últimos ocho años, dar un paso muy importante con el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y la Región Centroamericana que nos abre un gran espacio, ¿para qué? Para poder dar un salto en lo que son las Relaciones Comerciales, Inversiones, etc., con la Comunidad Europea.

Bienvenido a Nicaragua, querido Embajador y, todo nuestro Cariño, todo nuestro Respeto, todo nuestro Amor, también para su Pueblo.

Palabras de Rosario

Muchísimas gracias, Embajador Fréderic. Ahora pedimos a la Excelentísima Señora Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de los Estados Unidos de América, Laura Dogu, que nos acompañe por favor. Están con ella, su esposo Aydin Dogu; el señor Ted Gehr, Funcionario de USAID, y la Cónsul General de la Embajada, Carrie Muntean... [email protected]

Palabras de Laura Farnsworth Dogu

Excelentísimo Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra; Excelentísima Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Señora Rosario Murillo Zambrana; Honorable Viceministro de Relaciones Exteriores, Señor Orlando Gómez; Estimados Miembros del Cuerpo Diplomático; Distinguidos Invitados Especiales.

Es un gran gusto presentar mis Credenciales el día de hoy, y ser recibida por el Presidente Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo. Es un honor ser la Representante del Presidente Obama en Nicaragua, un hermoso País de gente cálida.

El día de hoy me complace transmitir a todos ustedes los mejores deseos de los Estados Unidos, de un Futuro Próspero, Seguro y Democrático para Nicaragua y para todo Centroamérica.

Durante mi estadía en Nicaragua espero poder cooperar con el Gobierno y el Pueblo nicaragüense en áreas de mucho interés, y continuar conversando de manera respetuosa acerca de los temas donde diferimos. Esto es el papel de la Diplomacia, y es parte normal de una Relación madura entre Países que están viendo hacia el Futuro.

Desde mi llegada a Nicaragua he tenido el placer de conocer a nicaragüenses de diversos orígenes, desde Comerciantes en el Huembes, y Artesanos en San Juan de Oriente, hasta Empresarios y Jóvenes Líderes de todo el País. Las personas que he conocido nos han extendido, a mi esposo y a mí, la más cálida bienvenida.

Al continuar mis viajes por toda Nicaragua espero poder conocer a más nicaragüenses de todos los Departamentos; trabajar con ellos y conocer los bellos Lagos, Volcanes, y Sitios Históricos que este País ofrece. Los nicaragüenses me han hecho excelentes sugerencias de lugares a visitar a través de la página de Facebook y de la Embajada, y planeo empezar mis visitas próximamente ya que hay tanto que ver.

Algo que siempre escucho de la gente que conozco es la conexión que sienten con los Estados Unidos, y es fácil entender el por qué.

Hay fuertes lazos entre nuestros Países; casi 400,000 nicaragüenses viven en los Estados Unidos, entre ellos hay Figuras destacadas del Deporte, incluyendo un joven nicaragüense, Miembro del Equipo Reales de Kansas City, reciente ganador de la Serie Mundial de Béisbol de Grandes Ligas, y una impresionante Familia nicaragüense-estadounidense de Atletas Olímpicos de Tae Kwon Do que están de visita en Nicaragua para compartir sus conocimientos en interacción con Niños y Jóvenes; también hay Artistas, Profesionales de todas las Ramas y Empresarios que han alcanzado gran éxito.

A la vez, muchos estadounidenses visitan, viven y trabajan en Nicaragua. El año pasado casi un cuarto de millón de estadounidenses visitaron o vivían en Nicaragua. Muchos de los estadounidenses que he conocido hasta ahora, están trabajando hombro a hombro con sus Socios nicaragüenses, para desarrollar oportunidades en áreas como la Salud, la Educación y el Desarrollo Económico.

Precisamente, el día de ayer tuve la oportunidad de reunirme con los Médicos y Voluntarios de Operación Sonrisa que operan gratuitamente a Niñ@s con paladar hendido, y con los Niños y Niñas beneficiados por esta Organización. No hay nada mejor que la sonrisa de un Niño.

Como Embajadora de los Estados Unidos de América, me siento muy orgullosa de mis Conciudadanos que aprecian tanto a Nicaragua y a los nicaragüenses, y que dedican tiempo, conocimientos y recursos económicos para ayudar a mejorar sus Vidas.

Los Estados Unidos y Nicaragua comparten el mismo objetivo de una Nicaragua Próspera; por lo tanto, estoy orgullosa de los Agricultores nicaragüenses con los que hemos trabajado y han aprovechado nuestros Programas, para mejorar su productividad y aumentar los Mercados para sus productos.

También me complace reconocer a las Empresas estadounidenses que han invertido en Nicaragua. PriceSmart, Walmart y Cargill están ampliando sus operaciones aquí, creando más oportunidades para los nicaragüenses. AMCHAM estima que aproximadamente 300,000 nicaragüenses tienen empleos, gracias a la inversión estadounidense que se desarrolla aquí. Eso es más del 10% de la fuerza laboral de Nicaragua.

Me siento realmente orgullosa de que las Compañías estadounidenses sean Líderes en la Administración Corporativa eficaz, Ética Empresarial, Protección Ambiental, Seguridad Laboral y Responsabilidad Social.

El día de hoy me comprometo a trabajar muy de cerca con el Gobierno de Nicaragua y el Pueblo nicaragüense, para asegurar el Progreso en áreas como Desarrollo Económico, la Seguridad Ciudadana y la Democracia.

Continuamos cooperando con el Gobierno de Nicaragua en la lucha antinarcóticos, y colaborando con Organizaciones locales,
para mejorar la Seguridad Ciudadana. Para lograr este objetivo trabajamos con la población vulnerable como la Juventud en Riesgo, brindando entrenamiento vocacional, y en la prevención del uso de Drogas.

Estados Unidos se complace en ser Socio de Nicaragua y no tengo la menor duda que, mi estadía en Nicaragua será una experiencia interesante y muy gratificante. Muchas gracias.

Palabras de Daniel

Ahora que hablaba la Embajadora de la cantidad de nicaragüenses en los Estados Unidos, inmediatamente me recordé... Mi padre, entre sus tías y hermanas tuvo cuatro que se fueron allá a los Estados Unidos, en aquellos Tiempos. Yo escuchaba las historias de las tías allá en los Estados Unidos; se fueron a San Francisco.

Entonces los nicaragüenses iban más a San Francisco, a la Zona de Los Ángeles, San Francisco... ¡no era famosa Miami todavía! Miami se hizo famosa hasta en el 59; antes era San Francisco y Los Ángeles, los lugares que más buscaban los nicaragüenses.

Y ellas allá vivieron... ¡trabajaban cuidando niños! Ellas no llegaron a tener Familia, no tuvieron niños, y allá vivieron. Y recuerdo que de allá, de vez en cuando venía un sobre, mandaban un sobre que lo recibía mi padre, y ahí venían 20 dólares, o 30 dólares, para ayudar a una Familia que estaba pasando dificultades. Y ellas con su trabajo allá aportando un poco.

Igualmente conocí, tuve de vecino a un norteamericano, Míster Blum, que había venido con las Tropas norteamericanas, y luego se quedó a vivir aquí en Nicaragua, hizo familia aquí en Nicaragua, y éramos vecinos en el Barrio San Antonio, aquí en la Antigua Managua. Éramos vecinos y allí convivíamos, o sea, no teníamos ninguna contradicción, ningún choque; había convivencia. Eran otros factores los que nos distanciaban y nos fueron distanciando, no del Pueblo norteamericano.

Y usted mencionaba a Dennis Martínez, esa Gloria del Béisbol que tuvo la oportunidad allá en Grandes Ligas de alcanzar esa hazaña del Juego Perfecto. Y otros nicaragüenses que están allá en Grandes Ligas. El Deporte nos une, el Trabajo nos une, los Ideales de Paz nos unen, porque el Pueblo norteamericano es un Pueblo Amante de la Paz, las Familias norteamericanas que yo he conocido son Amantes de la Paz.

Coincidimos con el Principio, con los Gobernantes que he conversado de los Estados Unidos, todos hemos coincidido con la Paz. Cuando me encontré brevemente con el Presidente Reagan allá en Naciones Unidas, él me habló de la Paz en Nicaragua. Cuando me encontré con el Presidente Bush allá en Costa Rica, él hablaba de la Paz en Nicaragua. Y ahora que nos hemos encontrado con el Presidente Obama ya en tres ocasiones, en Trinidad y Tobago, en Costa Rica y en Panamá, igual, hablamos de la Paz, en la Región, en el Mundo. Lo difícil es construir la Paz, está claro, es un reto para todos, un desafío enorme cómo construir la Paz. No es fácil.

Y bueno, en esta Nueva Etapa hemos logrado avanzar en las Relaciones con los Estados Unidos y Usted lo mencionaba muy bien. Pero es que, diferencias sí las tienen ustedes mismos en los Estados Unidos; en los Estados Unidos hay diferencias, bien marcadas, nosotros las vemos, las observamos... los que están a favor del Medicare, y los que están en contra del Medicare; los que están a favor de los Programas de Salud, y los que están en contra de los Programas de Salud.

En los mismos Estados Unidos, hay diferencias. Es lógico, y es normal que existan diferencias. Lo importante es que, hemos logrado avanzar en las Relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua. A pesar de las diferencias, hemos logrado sobreponer las diferencias e ir avanzando, para fortalecer, para construir Buenas Relaciones. Queremos Buenas Relaciones con Estados Unidos.

Con su Pueblo, con su Gobierno queremos buenas relaciones.

Recuerdo que hace unos años, no estaba la Embajadora Bárbara, era un Embajador entonces... aquí vienen unos muchachos continuamente de los Cuerpos de Paz. Aquí hubo una Época en Nicaragua, en América Latina, que decir Cuerpos de Paz era decir “espías”; vienen los espías en los Cuerpos de Paz. Pero eso ya quedó atrás, y nos reunimos en la Casa de los Pueblos con estos muchachos.

El Embajador no sé si era el Señor Callaham. Creo que era el Embajador Callaham, y entonces nos reunimos con los muchachos en la Casa de los Pueblos, una Delegación grande de jóvenes norteamericanos de los Cuerpos de Paz. Y allí estuvimos intercambiando, conversando, y buscando cómo unir a la Juventud norteamericana con la Juventud nicaragüense; cómo acercarnos más. Porque el nicaragüense, usted lo ha visto, es muy de puertas abiertas, de Corazón abierto es el nicaragüense con cualquier Ciudadano del Mundo, y ustedes no son la excepción, no son la excepción. Son de puertas abiertas los nicaragüenses.

Y estamos seguros que, así como hemos venido avanzando en estos años... Nosotros llegamos al Gobierno con el Presidente Bush todavía, Bush hijo, y fue un tránsito, diría yo, racional el que se dio. No hubo un choque. Entonces, llegamos al Gobierno y hubo un reconocimiento del Presidente Bush, y logramos ahí irnos encarrilando.

Luego llegó el Presidente Obama y hemos continuado aquí trabajando, encarrilándonos, y planteando temas que son de interés común, lógicamente... nuestra lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo, usted bien ya los conoce, todos los Compromisos que tenemos : la Educación, la Salud, el Comercio; la importancia que ha tenido para la Región, del SICA donde estamos Centroamérica y República Dominicana, el Acuerdo de Libre Comercio ha tenido un gran impacto.

En el caso de Nicaragua han tenido un impacto muy grande las inversiones que se logrado colocar aquí en Nicaragua y que van de cara a los Estados Unidos. Inversiones que vienen incluso de Japón como estos que estuvieron en estos días en el Encuentro de Zona Franca.
Yo le preguntaba al Señor Yazaki, porque no tenía idea todavía, que si esta parte de los vehículos la colocaban en Asia. Y me decía que no, que la mayor parte la colocan en los Estados Unidos, en las marcas de los vehículos norteamericanos, van para allá esas piezas de vehículos.

Sabemos que está en nuestra Agenda del SICA y está en nuestra Agenda Local el tema del Comercio con los Estados Unidos; el tema de la Educación, la Salud, la lucha por el Medioambiente; ahí coincidimos. En momentos de terremotos aquí, o temblores, hemos hablado también con los Estados

Unidos y han venido Especialistas de los Estados Unidos a aportar en este Campo; igual en el Campo de la Salud, en el Campo de la Educación.

Es decir, yo diría que, es más lo que nos une que lo que nos separa, y yo pienso que eso es para todo el Planeta... ¡es más lo que nos une que lo que nos separa! Desgraciadamente a veces lo que nos separa nos cuesta vencerlo para poder acercarnos más, e instalar la Paz en el Planeta que tanto deseamos todos.

Aquí están las Cartas Credenciales que me ha entregado la Embajadora, las Cartas donde el Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, nombra a Laura Farnsworth Dogu... Farnsworth ¿de dónde viene ese apellido?

Palabras de Laura Farnsworth Dogu

De Europa, creo yo. Es por parte de mi padre.

Palabras de Daniel

Seguro debe ser holandés, irlandés. Y le damos la bienvenida a la Embajadora, a su esposo de origen turco. Bienvenidos a Nicaragua, y lleve, como siempre, nuestros Saludos al Pueblo norteamericano, al Presidente de los Estados Unidos. Aquí estamos nosotros siempre en la mejor disposición de seguir construyendo las mejores Relaciones con su Pueblo y con su Gobierno.

Palabras de Rosario

Muchísimas gracias a la Embajadora de los Estados Unidos, Señora Laura Dogu. Y tenemos con nosotros al Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Estado de Palestina en Nicaragua, Hermano Muhammad Amro, a quien le acompaña su Asistente, Leansel Esquivel, y Fadi Jomaa Saram Samara, su Intérprete. Bienvenido Embajador.

Palabras de Muhammad Amro

Compañero Daniel Ortega, Presidente de la República de Nicaragua; Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía. Buenas tardes.

Deseo agradecerles el haberme recibido el día de hoy. Es para mí un verdadero honor presentarme ante ustedes y transmitirles el Saludo de mi Presidente, el Señor Mahmud Abás, quien me ha nombrado como Embajador del Estado de Palestina ante el Hermano Pueblo de Nicaragua y el Amigo Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Es todo un honor expresar la gran admiración y el respeto que mi Gobierno, nuestro Pueblo, y yo personalmente sentimos por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, por todos los logros obtenidos durante su Gestión, velando siempre por el Desarrollo, Progreso y Bienestar de su Pueblo. Por lo que les deseamos siempre éxito en todos los Proyectos que emprendan en beneficio del Hermano Pueblo de Nicaragua, un Pueblo Hermano, Amigo de Siempre, que siempre ha sido Solidario con nuestra Causa y nuestro Pueblo.

Este año se cumple el 35 Aniversario del establecimiento de las Relaciones Diplomáticas entre la República de Nicaragua y el Estado de Palestina; Relaciones que nacieron mucho antes con el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

El 21 de Julio de 1980, el Comandante Yasser Arafat visitó Nicaragua por primera vez para participar en el Primer Aniversario de la Revolución Sandinista. En esa ocasión izó la Bandera Palestina por primera vez en Las Américas aquí en Managua, iniciando esas Fuertes Relaciones de Hermandad donde tenemos una larga Historia de Solidaridad, Mártires comunes, y sobre todo una larga y continua lucha por el Bienestar de nuestros Pueblos, siempre en Defensa de la Justicia, la Paz y el Respeto de las Leyes Internacionales.

Esta tarde deseo expresar que mis Funciones como Embajador del Estado de Palestina ante la Hermana República de Nicaragua, siempre estarán basadas en el fortalecimiento y el crecimiento de estas históricas Relaciones. Por lo que continuaré con la labor de mis Colegas anteriores, manteniendo y estrechando aún más los Lazos de Amistad y Solidaridad que han caracterizado a nuestros Pueblos durante muchos años.

Contando siempre con el Apoyo y la Solidaridad del Hermano Pueblo de Nicaragua y su Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a quienes expresamos nuestro más profundo agradecimiento por su incondicional apoyo en todos los Foros Internacionales a nuestra Justa Causa, votando siempre a favor de Palestina.

Nuevamente, gracias por permitirme estar aquí el día de hoy. Quedo a la entera disposición del Hermano Pueblo de la República de Nicaragua, y a la de su Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Muchísimas gracias, Comandante. Muchísimas gracias, Compañera Rosario.

Palabras de Daniel

Nos recordaba la visita a Nicaragua del Compañero Arafat; en el año 1980 estuvo por aquí Yasser Arafat, ¡luchando por la Paz siempre ! Me acuerdo de los últimos grandes pasos que dio Arafat en esa búsqueda de la Paz, llegó a los Acuerdos de Camp David, y recuerdo allí esa foto que a nadie se le podía ocurrir que iba a suceder. Ahí estaba la Voluntad de Paz expresada claramente.

Bueno, y se sigue la Lucha, se sigue la Batalla por la Paz que significa reconocer lo que reconocen Naciones Unidas, que es la existencia del Estado Palestino. Y ahí también el Estado de Israel. Pero el Estado de Israel limitado a lo que son aquellos Territorios que se definieron en Naciones Unidas. Y, nosotros con el Pueblo Palestino tenemos un compromiso, una adhesión total a su Lucha, a su Causa.

Aquí estamos con Embajadores que tienen Gobiernos que en diferentes circunstancias y momentos han estado también promoviendo la Paz. He visto al Presidente Mahmud Abás, lo he visto recorriendo el Mundo, recorriendo Europa, recorriendo Estados Unidos, en la Lucha por la Paz; igualmente a los Líderes israelíes. Tendrá que hacerse la Paz.

Aquí nosotros siempre inspirados por Pensadores... le decía al Embajador de Francia la influencia de la Revolución Francesa cómo impactó aquí en Nicaragua. Y Víctor Hugo, ese otro gran Escritor francés, “Los Miserables”. Ese fue un libro que tuvimos en nuestras manos antes de leer a Marx, o leer a Engels, leímos a Víctor Hugo; y nos inspiró Víctor Hugo.

Y leímos a John Steinbeck... “Viñas de la Ira”, también ese era un libro subversivo aquí en Nicaragua en esa Época. Eran libros subversivos esos. Un gran Escritor norteamericano. Y leímos “Por quién doblan las Campanas”, de Hemingway.

¡Cuánta Fuerza en esos Pueblos! Y es una Fuerza por la Justicia, por la Paz, por la que luchamos en el Planeta, y por la que nos unimos todos alrededor de la Causa Palestina.

Querido Embajador, le quiero ratificar nuestro Compromiso, nuestra Solidaridad con su Pueblo en la Lucha por la Paz.

Y ya concluyendo esta Reunión con los Embajadores que han presentado sus Cartas Credenciales, quiero decirles a [email protected] [email protected] nicaragüenses, porque cuando vienen la entrega de Cartas Credenciales, si las Cartas Credenciales son del Embajador de Palestina, ya se sabe... si es del Embajador de Francia, también; Chile igual, pero los Estados Unidos hay mucha expectativa, mucha expectativa.

Y les recordaba, allá por el año 1989, en Costa Rica, tuvimos una Reunión los Presidentes de la Región, y estaba allí el Presidente Bush, Bush padre ya era Presidente de los Estados Unidos.

Bueno, llegué a Costa Rica con el traje de Lucha, con el traje de Campaña y estaba la expectativa, mucha expectativa. Y cuando fuimos a la Reunión y nos sentamos alrededor de la mesa y le tocó tomar la palabra al Presidente Bush nos saludó a todos los Presidentes que estábamos allí reunidos y cuando se refirió a mí, dijo: “Aquí los Periodistas seguramente estarán esperando que el Señor Ortega y yo empecemos a discutir y empecemos a pelear. No les vamos a dar gusto”, dijo.

Y tenga la seguridad, querida Embajadora, que el día de hoy aquí había mucha expectativa: ¿Qué va a pasar? ¿Qué dirá la Embajadora de Estados Unidos? Y algunos van a criticar mañana porque la Embajadora no dijo lo que debía decir... ¡seguro que la van a criticar! Sí, lo que ellos creían que debía decir. Seguramente que la van a criticar, como critican también al Presidente Obama.

Como criticaron al Presidente Bush en ese momento por haber ido a la Reunión, porque yo iba a estar en la Reunión. Allá en Washington se discutió y se debatió si el Presidente Bush debía ir a una Reunión donde iba a estar presente Nicaragua con su Presidente. Se discutió y se consideró la no asistencia del Presidente Bush, ¡pero el Presidente Bush llegó! Y fue objeto de crítica.

Lo importante, queridos Embajadores, es que ustedes estén contando aquí el Mensaje que tanto demanda su Pueblo: El Mensaje de Paz, de Entendimiento, de Tolerancia, más allá de las diferencias. Y sobre todo, que se respete el Derecho Internacional, que se respeten los Acuerdos que fueron firmados ya hace muchas décadas en Naciones Unidas, en sus inicios, definidos allá en Naciones Unidas alrededor de lo que es la Causa legítima del Pueblo Palestino. Nuestros Saludos para el Presidente Abás, y para su Pueblo.

Palabras de Rosario

Muchísimas gracias, entonces, a [email protected] [email protected], a sus [email protected], Acompañantes, muy honrados de tenerlos aquí esta tarde. Y a las queridas Familias de nuestra Nicaragua, Bendita, Linda, Siempre Libre, como siempre, mucho Cariño también. Gracias.