El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, recibieron la tarde-noche de este lunes las cartas credenciales de los nuevos embajadores de Chile, Francia, Estados Unidos y Palestina.

En la Sala Blanca del Despacho Presidencial, Daniel y Rosario estuvieron reunidos con los embajadores de Chile, José Miguel de la Cruz Kross; Francia, Fréderic Basaguren; Estados Unidos, Laura Farnsworth Dogu; y Palestina, Muhammad Amrro.

Acompañaron el acto oficial miembros de la Cancillería de la República y personal del cuerpo diplomático de las embajadas.

Nicaragua y Chile avanzan en los procesos de integración latinoamericana

El Presidente Daniel manifestó al nuevo embajador chileno José Miguel de la Cruz Kross, que Chile y Nicaragua son pueblos hermanos que están integrados en la historia de Latinoamérica y en la lucha de los pueblos, sobre todo, para alcanzar el sueño de la integración Latinoamericana y Caribeña.

"Aquí en Centroamérica (estamos) avanzando en nuestro proceso de integración regional, ustedes allá avanzando también en sus bloques, pero luego se hizo realidad el sueño de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la CELAC. En Chile tenemos un pueblo hermano, nos hemos identificado con sus luchas, con sus ideales, con sus sueños; Allende, Neruda nos unen hasta el alma, como Darío también nos une hasta el alma", expresó Daniel.

El mandatario nicaragüense recordó que en Chile se han forjado muchos nicaragüenses, porque Chile tiene el privilegio de contar con universidades, con escuelas y con carreras como la carrera de derecho, que es muy prestigiosa en ese país.

"Ahora en estos tiempos (estamos) acompañando este proceso de integración latinoamericana y caribeña de la CELAC, fortaleciendo también las relaciones bilaterales entre Chile y Nicaragua, avanzando en el campo de la cultura, en el campo del comercio, en el intercambio en todos los campos", aseguró Daniel.

El Comandante Daniel envió un saludo al pueblo chileno y a la presidenta de ese país Michelle Bachelet.



Chile reconoce avances en Nicaragua

El embajador de Chile, José Miguel de la Cruz Kross, al entregar sus cartas credenciales, reconoció en Nicaragua un país que se ha venido desarrollando en los últimos años.

“El saludo afectuoso y fraterno de Su Excelencia la presidenta de Chile (Michelle Bachelet) y el saludo fraterno y de amistad permanente de todos los chilenos a la gran familia nicaragüense”, dijo el diplomático chileno.

Recordó que entre Chile y Nicaragua existe una relación de amistad desde hace 160 años, por lo que se está trabajando fuertemente para fortalecer aun más e incrementar el comercio entre ambos pueblos.

“En la actualidad estamos desarrollando las relaciones para profundizar la cooperación bilateral, entendernos en muchas áreas técnicas, académicas y científicas y acercarnos aún más también en el desarrollo del comercio de las inversiones chilenas en este lugar, principalmente pensando en las grandes obras publicas que vienen en los próximos años”, mencionó de la Cruz Kross, quien estuvo en Nicaragua en 1985 como secretario de la embajada.

“Nicaragua está magníficamente mejor, un agrado estar aquí y muy agradecido presidente”, puntualizó el diplomático.



Libertad, igualdad y fraternidad, vínculos que unen a Francia y Nicaragua

Al recibir las cartas credenciales del nuevo embajador de Francia, Fréderic Basaguren, el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, sostuvo que la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad son los vínculos que unen a ambos países en el camino de fortalecer sus relaciones.

El Presidente Daniel manifestó que los vínculos entre Francia y Nicaragua trascienden el tiempo y la historia.

"Aquí la Revolución Francesa tuvo su influencia, y aquí se produjo una revolución liberal en el año 1893 bajo la influencia de la Revolución Francesa, una revolución radical, tan radical que entonces el Estado de Nicaragua era un Estado Católico, estaba bajo las normas del convenio con la Iglesia de la época, y vino la revolución liberal y rompió esas ataduras", recordó.

Explicó que en aquella época la revolución liberal rompió con las ataduras de la educación religiosa y estableció la educación laica, señalando que tras el choque entre el Estado y las instituciones religiosas muchos colegios religiosos, que habían llegado con espíritu de cooperación y solidaridad, fueron expulsados del país.

Daniel aseguró que los vínculos que unen a Francia y Nicaragua fueron los que se levantaron en La Bastilla, que son "libertad, igualdad, fraternidad".

"Entonces nos unen esos vínculos que ustedes levantaron allá en la Bastilla: la libertad, igualdad, fraternidad... siguen siendo los sueños a alcanzar en el planeta entero, siguen siendo los sueños. ¿Y cuántas Bastillas más habrá que derribar? La primera gran Bastilla que hay que derribar es la Bastilla de la guerra; que se cierren las guerras y que reine la paz, y que reine la justicia", afirmó Daniel.

De esa manera, manifestó Daniel, sería mucho más fácil enfrentar el desafío en la reunión de la COP21, que se realizará a finales de noviembre y comienzos de diciembre en París, Francia.

"Sería mucho más fácil ir a derribar esa otra Bastilla que hoy es la que está provocando el calentamiento global, entre otras tragedias que provoca la destrucción de la naturaleza, del medio ambiente y donde, como usted bien señala, estos países son los países más frágiles, Centroamérica, el Caribe, países más frágiles frente a lo que es este mal del calentamiento global", expresó.

El Presidente Daniel también recordó que Francia aporta a la Unión Europea cooperación para Nicaragua y otros países, y aseguró que el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea abre un espacio amplio para fortalecer las relaciones comerciales y de inversiones con la Comunidad Europea.

"Francia, como usted señala, es parte de la Unión Europea, ahí aporta cooperación para nuestros países, para nuestro pueblo y hemos logrado en estos últimos años, diría yo, en estos últimos 8 años, hemos logrado un paso muy importante con el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y la región centroamericana, que nos abre un gran espacio ¿para qué? para poder dar un salto en lo que son las relaciones comerciales, inversiones, etcétera, con la comunidad europea", indicó.



Queremos ampliar nuevos terrenos de cooperación

El embajador de Francia Fréderic Basaguren, manifestó sentirse honrado de asumir las funciones diplomáticas en Nicaragua, país con el que su pueblo comparte valores y aspiraciones comunes; como la igualdad, la libertad y la fraternidad.

“Las relaciones de amistad, de cooperación profundamente sinceras se han establecido desde muchos años entre Francia y Nicaragua, estas relaciones unen a dos estados soberanos, iguales en dignidad, derechos y deberes frente a la comunidad internacional, actuando como socios sobre la base de respeto mutuo y con el afán de implementar proyectos de beneficio compartido”, manifestó Basaguren al dirigirse al Presidente Daniel.

Subrayó que la cooperación de Francia está enfocada hacia la cultura y educación, elementos fundamentales para desarrollar a nuestro país.

“A través de nuestras instituciones las alianzas francesas de Managua, Granada y León, y el colegio franco-nicaragüense Víctor Hugo de Managua, colaboramos con las autoridades de su país en su acción para mantener una enseñanza y oferta cultural de nivel relevante”, manifestó el diplomático.

Subrayó que Francia es uno de los primeros donantes en el marco de las relaciones con la Unión Europea. “Estamos deseosos de abrir nuevos terrenos de cooperación e intercambios especialmente en el ámbito económico, por ello una Cámara de Comercio franco-nicaragüense está en vías de constitución”.

Recordó que en los próximos días su país, acogerá la Conferencia Mundial COP21, por lo que la participación de Nicaragua será muy importante para encontrar soluciones a los efectos del Cambio Climático.

“Nuestros dos países están fuertemente comprometidos para lograr una acuerdo ambicioso y legalmente vinculante para todas las partes y convencido que el Cambio Climático constituye el mayor desafío que enfrenta la humanidad. Nicaragua siendo uno de los países más afectados por los efectos de los fenómenos climáticos, por lo tanto unamos nuestros esfuerzos con el objetivo de avanzar en este campo hacia un mundo mejor para las futuras generaciones”, puntualizó Basaguren.

Es más lo que une a Nicaragua con Estados Unidos que lo que les separa

Daniel recordó que cuatro familiares de su papá, entre tías y hermanas, se fueron a vivir a San Francisco, California, en Estados Unidos, donde trabajaban cuidando niños.

Subrayó que de vez en cuando éstas enviaban un sobre con 20 ó 30 dólares para ayudar a la familia que aquí en Nicaragua estaba pasando dificultades.

Destacó igualmente que en el barrio San Antonio tuvo de vecino a un estadounidense, que había venido al país con las tropas norteamericanas y que luego se quedó a vivir en el país.

Así mismo expresó que glorias deportivas de Nicaragua como Denis Martínez tuvieron la oportunidad de jugar en Estados Unidos en las Grandes Ligas y lanzar un juego perfecto, a lo que hay que agregar otros deportistas nacionales.

“El deporte nos une, el trabajo nos une. Los ideales de paz nos unen porque el pueblo norteamericano es un pueblo amante de la paz y las familias que yo he conocido son amantes de la paz”, manifestó.

Al respecto, expresó que con los gobernantes de EE.UU. ha coincidido también en este principio.

“Con los gobernantes que he conversado de los Estados Unidos, todos hemos coincidido con la paz”, dijo recordando sus encuentros con Ronald Reagan, Bush y Obama.

“Lo difícil es construir la paz, está claro, es un reto para todos, un desafío enorme… cómo construir la paz, no es fácil”, lamentó Daniel.

El mandatario refirió que en esta nueva etapa, Nicaragua, a pesar de las diferencias, sí se ha logrado avanzar en las relaciones con Estados Unidos.

“Lo importantes es que se ha logrado avanzar en las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua, a pesar de las diferencias, hemos logrado sobreponer las diferencias e ir avanzando para fortalecer, para construir buenas relaciones. Queremos buenas relaciones con los Estados Unidos. Con su pueblo, con su gobierno queremos buenas relaciones”, enfatizó.

El Comandante recordó que hace unos años se reunió con el Cuerpo de Paz de Estados Unidos en la Casa de Los Pueblos, buscando cómo unir a la juventud nicaragüense con la juventud estadounidense.

Daniel expresó que el nicaragüense es de corazón abierto con cualquier ciudadano del mundo, de tal manera que Estados Unidos no es la excepción.

El mandatario subrayó que llegó a la Presidencia de Nicaragua siendo presidente de Estados Unidos, George W. Bush, con quien hubo un tránsito racional de las relaciones, para posteriormente continuar por ese camino con el Presidente Barack Obama.

Expresó que todo eso se ha hecho planteando temas de interés común como la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, al igual que otros temas de importancia como la educación, la salud y el comercio.

“Yo diría que es más lo que nos une que lo que nos separa, y yo pienso que eso es para todo el planeta: es más lo que nos une, que lo que nos separa. Desgraciadamente a veces lo que nos separa nos cuesta vencerlo para poder acercarnos más e instalar la paz en el planeta”, apuntó.

Embajadora Laura Dogu: “hay fuertes lazos entre Nicaragua y Estados Unidos”

Al entregar sus Cartas Credenciales al Presidente Daniel Ortega, la Embajadora de los Estados Unidos en Nicaragua, señora Laura F. Dogu, dijo que es un honor ser la nueva representante del Presidente Barack Obama en Nicaragua, "un hermoso país de gente cálida".

“El día de hoy me complace transmitir a todos ustedes los mejores deseos de los Estados Unidos de un futuro próspero, seguro y democrático para Nicaragua”, manifestó.

Indicó que durante su estadía en Nicaragua, espera poder cooperar con el Gobierno y el pueblo nicaragüense en áreas de mucho interés, y continuar conversando de manera respetuosa acerca de los temas donde se difiere.

“Espero poder conocer a más nicaragüenses de todos los departamentos, trabajar con ellos, y conocer los bellos lagos, volcanes y sitios históricos que este país ofrece”, manifestó.

Destacó que hay fuertes lazos entre Nicaragua y Estados Unidos.

“Casi 400 mil nicaragüenses viven en los Estados Unidos, entre ellos hay destacados del deporte, incluyendo a un joven miembro del equipo Kansas City; reciente ganador de la serie mundial de béisbol de las Grandes Ligas”, sostuvo.

Además, destacó que una impresionante familia nicaragüense-estadounidense, interpreta olímpicos de taekwondo, que están de visita en Nicaragua para compartir su experiencia con los jóvenes.

“También hay artistas de todas las ramas y empresarios que han alcanzado gran éxito”, aseguró.

Refirió que muchos estadounidenses viven, trabajan y visitan Nicaragua. El año pasado casi 1 cuarto de millón de estadounidenses visitaron Nicaragua.

“Muchos de los estadounidenses que he conocido hasta ahora, están trabajando hombro a hombro con sus socios nicaragüenses para desarrollar oportunidades en áreas como la salud, educación y desarrollo económico”, expuso.

Dijo que como embajadora de los Estados Unidos, se siento muy orgullosa de sus conciudadanos que aprecian tanto a Nicaragua y a los nicaragüenses.

“Estoy orgullosa de los agricultores nicaragüenses, con los que he trabajado y han aprovechado nuestros programas para mejorar su productividad, y aumentar los mercados para sus productos”, manifestó.

Dogu expresó sentirse complacida y reconoció a las empresas estadounidenses que han invertido en Nicaragua como PriceSmart, Walmart y Cargill, quienes están ampliando sus operaciones aquí.

“Amcham estima que aproximadamente 300 mil nicaragüenses tienen empleos gracias a la inversión estadounidense, que se desarrolla aquí. Eso es más del 10% de la fuerza laboral en Nicaragua”, subrayó.

Tras entregar sus cartas credenciales, la embajadora de los Estados Unidos, se comprometió a trabajar muy de cerca con el pueblo y Gobierno de Nicaragua, para asegurar el progreso, en áreas como el desarrollo económico, seguridad ciudadana y la democracia.

Nicaragua tiene un compromiso con la causa palestina

Daniel también se mostró contento de recibir las cartas credenciales del embajador del hermano pueblo de Palestina, Muhammad Amrro.

Rememoró que el gran líder palestino Yasser Arafat estuvo de visita por Nicaragua en 1980, siempre como parte de su lucha por la paz. Al respecto, señaló que uno de los grandes pasos de Arafat en busca de la paz fueron los acuerdos de Camp David.

“Se sigue la lucha, se sigue la batalla por la paz que significa reconocer lo que reconoce Naciones Unidas, que es la existencia del Estado Palestino y también el Estado de Israel, pero el Estado de Israel limitado a lo que son aquellos territorios que se definieron en Naciones Unidas”, apuntó.

El líder sandinista indicó que Nicaragua tiene una “adhesión total, absoluta, a la causa” del pueblo de Palestina.

Subrayó que el Presidente Mahmud Abbas ha recorrido el mundo, Europa y Estados Unidos, en esa lucha.

“Querido embajador yo quiero ratificar nuestro compromiso, nuestra solidaridad con su pueblo, en la lucha por la paz”, enfatizó.

Nicaragua es un pueblo hermano y amigo de siempre

El compañero embajador de Palestina, patentizó el agradecimiento de su pueblo por el profundo respaldo que Nicaragua ha brindado a su nación en su lucha por la justa causa palestina.

“Es todo un honor expresar la gran admiración y respeto que mi gobierno, nuestro pueblo y el mío personalmente sentimos por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, por todos los logros obtenidos durante su gestión, velando siempre por el desarrollo, progreso y bienestar de su pueblo, por lo que les deseamos siempre éxitos en todos los proyectos que emprenden en beneficio del hermano pueblo de Nicaragua, un pueblo hermano y amigo de siempre”.

Amrro subrayó que en este 2015 se cumplen 35 años del restablecimiento de las relaciones de amistad entre el pueblo de Nicaragua y Palestina, las que nacieron cuando el FSLN luchaba por la libertad de los nicaragüenses.

Recordó que el compañero ex presidente de Palestina Yasser Arafat, visitó a Nicaragua el 21 de julio de 1980 para participar en el primer aniversario de la Revolución Popular Sandinista, lo que significó que la bandera de su país se izara en América Latina por primera vez.

“Tenemos una larga historia de solidaridad, mártires comunes y sobre todo una larga y continua lucha por el bienestar de nuestros pueblos, siempre en defensa de la justicia y la paz y el respeto de las leyes internacionales”, declaró Amrro, que finalizó agradeciendo el apoyo de Nicaragua en los foros internacionales por la justa causa palestina.



Encuentro con embajadora de EEUU había despertado muchas expectativas

Al concluir la entrega de cartas credenciales, el Comandante Daniel subrayó que este acto seguramente había despertado muchas expectativas sobre todo por la presencia de la Embajadora de Estados Unidos.

En este punto recordó una anécdota ocurrida en 1989 en Costa Rica en una reunión de los presidentes de la región donde estaba presente el mandatario estadounidense, y que cuando a éste le tocó tomar la palabra, al referirse a él (Daniel Ortega), simplemente dijo: “Aquí los periodistas seguramente estarán esperando que el señor Ortega y yo empecemos a discutir, empecemos a pelear. No les vamos a dar el gusto”, señaló Daniel.

A contar lo ocurrido, el Comandante le expresó a le embajadora Dogu que ella había despertado muchas expectativas este lunes.

“Algunos van a criticar mañana (martes) porque la embajadora ‘no dijo lo que debía decir’ (...) lo que ellos creían debía decir”, indicó el mandatario nicaragüense, tras lo cual recordó que el presidente Bush (padre) y el mismo Obama, fueron criticados por estar presentes en reuniones donde él estuvo igualmente participando.