Con una flor en mano, llegaron este fin de semana nicaragüenses de todas partes del país a rendir honores al Comandante en Jefe de la Revolución Popular Sandinista, Carlos Fonseca Amador, al conmemorarse 39 años de su tránsito a la inmortalidad.

El Comandante Carlos Fonseca descansa en el Mausoleo ubicado frente a la Plaza de la Revolución, una referencia de la historia de Nicaragua donde en 1979 el pueblo celebró con llanto y risas la libertad del pueblo; libertad que construyó el Comandante Carlos en su afán de ver a niños, niñas, jóvenes y adultos felices viviendo en una Nicaragua próspera y libre.

Hoy con esa flor en mano, el pueblo agradecido con el comandante Carlos Fonseca le dice “Carlos, vamos adelante!”, comprometidos con su legado, saliendo poco a poco de la pobreza, disfrutando de cada espacio de recreación y trabajando para seguir construyendo esta Nicaragua próspera.

Este domingo, desde tempranas horas, se hicieron presentes delegaciones de la alcaldía de Ticuantepe, alcaldía de El Crucero, trabajadores del hospital Carlos Roberto Huembes, estudiantes de la Unan-León, personal del Minsa, Aeropuerto, Inpesca, EPN, Alcaldía de Managua, entre otros.

"Somos el pueblo y venimos a visitar a nuestro comandante Carlos para mantenerlo vivo, porque sabemos que físicamente no está, pero en nuestros corazones y en espíritu sí está vivo y sabemos que todo lo bueno que tenemos hoy, todas las restituciones de derechos que existen en nuestro país se deben al sacrificio del comandante Carlos Fonseca", dijo María Amanda Castellón.

"El Padre de la Revolución es un ejemplo de cada uno de nosotros, viendo todos los proyectos y ayudando a toda la población", manifestó la alcaldesa de Ticuantepe, Ligia Ramírez.

El joven Leonel Pizarro, estudiante de la Unan-León, externó que Carlos es ejemplo para él.

"Soy de la facultad de derecho donde estudió Carlos y vengo a dejarle una flor al comandante Carlos en agradecimiento por ayudar a formar la universidad pública para los jóvenes de escasos recursos".

Sobre el legado dejado a los nicaragüenses, el alcalde de Matagalpa -ciudad donde nació el Comandante en Jefe- Sadrach Zeledón, indicó que “Es un guía, una luz en sus distintas etapas desde la lucha por la liberación de Nicaragua, la defensa de la revolución, la defensa de las conquistas populares y ahora es la luz en la lucha contra la pobreza.

En iguales términos se refirió Isaac Bravo representante de UNEN. “El comandante es un ejemplo de cómo tienen que ser los dirigentes y estudiantes, se puede ser un buen dirigente estudiantil, siguiendo el legado del comandante Carlos, recordemos que esta ofrenda tiene un significado especial para el movimiento estudiantil, ya que el Comandante Carlos Fonseca fue dirigente estudiantil de la Unan-León”.

Carlos Fonseca, de los muertos que nunca mueren

El magistrado del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, al visitar el mausoleo enfatizó que para él describir la trascendencia de Carlos le era difícil, al considerar que quedan cortas las palabras para hablar sobre el legado de líder sandinista.

“Es extremadamente difícil poder sintetizar en pocas palabras lo que representa el paso a la inmortalidad del Comandante Carlos Fonseca Amador, una persona que no sólo ofrendó su vida, sino que tuvo la visión y la capacidad de formar una organización que sabía que le iba a dar a Nicaragua una solución para un futuro”.

“Leía hoy en internet un artículo que él escribió en Costa Rica en 1960 que titulaba “Cada día siento más ansias de que mis semejantes tengan un mundo mejor, y un mundo libre”… fíjense qué amplitud, no dijo que los nicaragüenses, sino mis semejantes y eso es lo que tenemos en la Nicaragua de hoy”, exteriorizó Rivas.

“Hoy está vivo en cada derecho que se restituye, en cada acción que se hace con la familia, con la comunidad, en cada proyecto a nivel micro y en cada proyecto de transformación que Nicaragua tiene, en todo ese avance que venimos teniendo, y que se reconoce a nivel mundial y nacional, y el impulso de proyectos que ahora serán una realidad como es el Gran Canal Interoceánico para seguir restituyendo derechos al pueblo de Nicaragua por lo que el Comandante Carlos dio su sangre”, externó Telémaco Talavera, Vocero de la Comisión del Gran Canal de Nicaragua.

“El gobierno del Frente Sandinista que preside el comandante Daniel Ortega es un gobierno inspirado en los principios del programa histórico del Frente Sandinista, el programa de 1969, y de ahí el compromiso que se ha mantenido de ser un gobierno accionario, un gobierno para los más pobres, un gobierno para la mayoría”, subrayó el compañero Iván Acosta, Ministro de Hacienda y Crédito Público.

Vive en nuestra memoria

Al finalizar la tarde, unos mil compañeros y compañeras de Alba de Nicaragua hicieron presencia con amor para Carlos.

“Hoy celebramos una de las páginas más lindas de la historia del siglo XX y su dimensión llega hasta este siglo XXI y es la memoria del Comandante Carlos, el hombre que pensó en nuestros hijos, en nuestros nietos, en este pueblo hermoso de Nicaragua bendito por Dios”.

“Hoy estamos los herederos que seguimos sus pasos con nuestros guías el comandante Daniel y la compañera Rosario que están forjando ese ideario del comandante Carlos, por eso hoy estamos acá con respeto y admiración porque él vive en nuestra memoria”, culminó.

La Alcaldesa de Managua, Daysi Torres, añadió que “en la restitución de derechos a nuestros niños, nuestras mujeres, nuestros ancianos, en cada uno de los compromisos que asumimos con responsabilidad vamos adelante para que nuestro pueblo tenga bienestar, por eso le decimos al comandante Carlos que estamos cumpliendo”.