El viceministro de Relaciones Exteriores para el Mundo Árabe y África, Hossein Amir Abdollahian, sostuvo que esos tres gobiernos están apoyando a los insurgentes en Siria, los financian, dotan de armas y evitan condenarlos en el seno de las Naciones Unidas.

"El Gobierno turco es el encargado de dar cobijo a estos grupos armados, y por ellos son complices de los actos criminales ejecutados por dichos grupos, como por ejemplo el secuestro de los ciudadanos iraníes", argumentó.

De igual manera, acusó también a Qatar y Estados Unidos de de apoyar con armamento y municiones a los insurgentes que tratan de derrocar al presidente constitucional Bashar al-Assad..

"Hoy hemos enviado un comunicado oficial a la embajada estadounidense en Suiza, a través de la cual los responsabilizamos por asegurar la vida de nuestros ciudadanos secuestrados en Siria", declaró.

Las declaraciones se dan luego que informes no confirmados de algunas cadenas de información difundieran como cierto que tres de los 48 peregrinos habían sido asesinados.

Los armados aseguran que los rehenes son miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán, por una simple referencia en sus tarjetas de descarga militares. Teherán ha negado esta aseveración y denuncia que son civiles secuestrados.

La agencia Press TV reseñó que los ministros de Relaciones Exteriores de Qatar y Turquía se comprometieron a “hacer todo lo posible para lograr la liberación de los peregrinos iraníes”.

En tanto, la agencia Reuters fue quien informó sobre el asesinato de los tres rehenes, y agregó que el Ejercito Libre Sirio ha amenazado con matar al resto de los peregrinos, si las fuerzas de seguridad de Siria no dejan de perseguirlos.