Una serie de sismos sacudió hoy Filipinas por segundo día consecutivo, informó la División de Observación Sismológica y Predicción de Terremotos del Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs).

Un temblor de 5,7 grados de magnitud en la escala abierta de Richter ocurrió en las inmediaciones de Bolinao, en el noroeste del país, a las 3:40, hora local, de este domingo, aunque sin provocar víctimas o daños, según las autoridades. Dicha actividad sísmica tuvo lugar un día después de que movimientos tectónicos fuertes se hicieron sentir hasta cuatro veces en la isla de Mindanao, en el sur del archipiélago.

El primero, de 4,7 grados de magnitud sacudió el sábado la tierra 16 kilómetros al noroeste de la ciudad de Davao, a las 1:33 de la mañana, difundió Phivolcs.

Alrededor de las 8:27 de la noche, otro temblor de magnitud 5,2 sacudió el sureste de Davao Occidental, precedido por uno de 4,0 grados en esa misma provincia.

El último terremoto moderadamente fuerte en Mindanao para el mismo día se registró en Surigao del Sur, con magnitud de 4,2.

Aun así, las autoridades dijeron que hasta el momento no se reportaron heridos ni daños graves en todas las áreas donde se sintieron los temblores.