La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, manifestó, durante el homenaje del 39 aniversario del tránsito a la inmortalidad del Comandante Carlos Fonseca, que al Comandante en Jefe de la Revolución le estamos cumpliendo con nuestro esfuerzo, nuestra vocación y nuestra misión de servicio, en alto cada día.

Tras culminar el acto en el que participó junto al Comandante Daniel Ortega y miembros de la Juventud Sandinista 19 de Julio, Rosario reiteró el compromiso del Gobierno Sandinista para seguir construyendo el porvenir en el modelo Cristiano, Socialista y Solidario.

Ese es "el compromiso sagrado de Daniel, de seguir avanzando contra la pobreza, de seguir procurando justicia, derechos. Derechos para la juventud. Derechos de las mujeres, que nos hemos ganado. Derechos de las familias nicaragüenses. El derecho a vivir en paz; sagrado. El derecho a trabajar y a prosperar; derecho sagrado. El derecho que tenemos en esta nuestra Nicaragua, ¡que tanto nos cuesta!”.

“El derecho que tenemos de avanzar, de ir adelante, todo el tiempo adelante (…) porque sólo yendo hacia adelante es que podemos alcanzar las metas que tenemos todos planteados como objetivos en este país", agregó la Compañera.

Rosario recordó que el sueño del Comandante Carlos Fonseca Amador es el sueño que tiene cada familia en Nicaragua para trabajar y avanzar en este país.

“Lo que todos queremos, el sueño de todos, el sueño de Carlos, el sueño de cada familia nicaragüense, de cada joven, de cada mujer, de cada productor, de cada vendedor que trabaja de sol a sol en las calles de nuestro país, con el derecho a trabajar que se garantiza en este Buen Gobierno de nuestro Comandante; el derecho de avanzar para crear esa Nicaragua que todos queremos, que todos soñamos", aseguró.

"Cada vez que venimos aquí, para nosotros es conmovedor. De verdad nos emociona, porque sentimos el compromiso en alto y elevándose cada vez más. Recordamos, evocamos que esa tarde de 1979, cuando se dio el funeral del Comandante Carlos, cuando todos aquí vivimos momentos de recogimiento, de historia y de compromiso cuando entró a esta Plaza de la Revolución el féretro con los restos mortales de nuestro Comandante… Pero Carlos, como decía Tomás, ¡dice!, en presente, porque lo vivimos todos los días: es de los muertos que nunca mueren", agregó la Compañera.

Rosario señaló que el principal reto en estos Nuevos Tiempos es consolidar la unidad y asegurar el diálogo para avanzar al 2016 en Buena Esperanza y con Buen Corazón.

“En esta Plaza, cuando venimos, nos sentimos llenos de compromiso sagrado. Como sagrada es nuestra tierra y sagrado es el camino que estamos recorriendo en Fe, Familia y Comunidad; en Valores, en Cristianismo, Socialismo y Solidaridad. Y sobre todo en Unidad, porque eso es lo más importante. A través de las décadas hemos aprendido que sólo unidos triunfamos. Procurar esta unidad todos los días es el gran desafío, el gran reto; asegurar el respeto, el diálogo, el entendimiento, el consenso todos los días es el gran reto", manifestó.

"Y ahora que se aproxima el final de este año 2015, cada fin de año en primer lugar le damos gracias a Dios y nos preparamos para el año siguiente en buena esperanza, con buen corazón, con buen ánimo. Sabemos que en el año 2016 vamos a avanzar todavía más, porque vamos a afianzar cada uno de nosotros, con nuestra voluntad expresada en voz alta, el Cristianismo, el Socialismo y la Solidaridad en nuestra Nicaragua, como compromiso sagrado de todas las familias nicaragüenses. ¡Carlos es de los muertos que nunca mueren! Y a Carlos le estamos cumpliendo con nuestro esfuerzo y nuestra vocación, nuestra misión de servicio en alto cada día", concluyó.