La compañía Canary Wharf Group, que se dedica a la construcción y gestión de inmuebles comerciales y residenciales en el barrio londinense de Canary Wharf, cree que si Reino Unido abandona la Unión Europea muchas empresas multinacionales no querrán mantener su sede en Londres.

El primer ministro británico, David Cameron, prometió celebrar un referéndum sobre la salida del país de la UE antes del fin de 2017.

"Definitivamente, estamos a favor de que el Reino Unido se mantenga en el seno de la UE", afirmó el asesor para el desarrollo estratégico, Howard Dawber, al comentar que "el problema es que compañías como Citigroup, Alibaba Group, Bank of New York, Morgan Stanley y otras estudian si es razonable quedarse con sus principales sedes en Londres, si Reino Unido abandona la UE".

En ese caso las compañías mencionadas trasladarán sus sedes a otras ciudades en la Europa continental, lo que "será un golpe para la economía de Londres", agregó.

Además, indicó que la falta de información clara sobre las fechas del referendo provoca problemas para la comunidad empresarial y siembra incertidumbre entre potenciales inversores.