Un estudio para determinar el nivel de infestación de chikungunya en personas mayores de dos años realizado por el Ministerio de Salud (Minsa) en 39 municipios del país, entre septiembre de 2014 y septiembre de 2015, evidenció la efectividad de las acciones impulsadas por el Gobierno
Sandinista en la contención de esta enfermedad.

“A nivel de la región de nuestra América, este es el primer estudio que se ha realizado tomando muestras de sangre, además es un estudio que ha cumplido con todo el rigor científico y la metodología de este estudio fue avalada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)”, explicó el Dr. Carlos Sáenz, director de Vigilancia Epidemiológica del Minsa.

El estudio se realizó partiendo de la toma de 11,280 muestras, de las cuales el 33% presentaron resultados positivos para chikungunya, registrando Nicaragua un porcentaje menor de casos al compararlo con estudios de otros países como las Islas de Comoras que presentó 63% de positividad, Kenia con 75% de casos positivos y Chanai India con 43 por ciento.

“Nicaragua presenta un menor porcentaje de casos, lo que es debido a las acciones de contención de esta enfermedad con el modelo protagónico de participación ciudadana impulsado por nuestro Gobierno”, declaró la Dra. Martha Reyes, directora de Servicios de Salud del Minsa.

De acuerdo a los resultados del estudio, del total de personas con muestras positivas un aproximado de 3,696, 81 por ciento que equivale a 2,991 presentaron síntomas y un 19% restante no presentó síntomas, sin embargo estos pueden transmitir la enfermedad.

El estudio reveló que la gran mayoría de la población nicaragüense está informada y conoce los síntomas de la enfermedad, dado que del 100% de personas que dijeron haber tenido síntomas se comprobó en laboratorio que el 77% se enfermaron; asimismo del total que reportó tener síntomas de chikungunya el 38% no acudieron a consulta médica; se identificó un promedio de dos personas infectadas por vivienda encuestada, lo que significó que por vivienda se podría tener más personas infectadas si no se toman las medidas de prevención contra el mosquito asegurando su eliminación.

“Estos resultados evidencian que se ha hecho una contención de esta epidemia con el modelo de salud que ha orientado el Comandante Daniel Ortega Saavedra”, apuntó la Dra. Reyes.

Ante estos resultados y tomando en consideración que se aproxima la salida del invierno, las autoridades del Ministerio de Salud reiteraron el llamado a las familias nicaragüenses a mantener las medidas de prevención realizando limpieza constantes de sus viviendas, eliminando criaderos de mosquitos y acudir de forma inmediata a la unidad de salud más cercana ante la presencia de síntomas de dengue y chikungunya.

“Es importante cumplir con las medidas que hemos orientado a nuestro pueblo nicaragüense, y lo más importante es el trabajo articulado y complementario que hemos venido desarrollando con el Gabinete de la Familia, Comunidad y Vida, recomendaciones que deben ser aplicadas por cada ciudadano desde su hogar”, detalló el Dr. Sáenz.

Finalmente, el funcionario instó a los padres de familia a enseñarles a los niños a manejar adecuadamente la basura, que no la tiren en el patio de sus casas, calles, parques o áreas públicas, porque esos desechos se convierten en depósitos productores de mosquitos.