Maven, la primera misión dedicada a estudiar la atmósfera alta de Marte, entregó sus primeros resultados en los que revela que el viento solar parece haber desempeñado un papel clave en la transición del clima marciano de un ambiente temprano, cálido y húmedo -que pudo haber albergado vida- hasta el planeta árido y frío que es hoy.

Los datos de la sonda de la Nasa permitieron determinar que la atmósfera marciana pierde 100 gr de partículas por segundo, las que sus expulsadas hacia el espacio debido al viento solar. Los resultados revelan que la erosión de la atmósfera de Marte aumenta significativamente durante las tormentas solares.

"Marte parece haber tenido una gruesa atmósfera lo suficientemente caliente como para soportar el agua líquida, que es un ingrediente clave y medio para la vida tal como la conocemos actualmente", dijo John Grunsfeld, administrador asociado para la Dirección de Misiones Científicas de la Nasa, en un comunicado. Comprender qué le pasó a la atmósfera de Marte les permitirá aprender qué puede causar cambios en el entorno de un planeta, "una pregunta clave que se está abordando en el viaje de la Nasa a Marte", agregó.

"Al igual que el robo de unas monedas de una caja registradora cada día, la pérdida llega a ser significativa en el tiempo", dijo Bruce Jakosky, investigador principal de Maven y la U. de Colorado en Boulder. "Hemos visto que la erosión atmosférica aumenta significativamente durante las tormentas solares, por lo que se piensa que la tasa de pérdida fue mucho más alta miles de millones de años atrás, cuando el Sol era joven y más activo".

Este año una serie de tormentas solares golpearon la atmósfera marciana en marzo, cuando Maven comprobó que la pérdida se aceleró.

El viento solar es una corriente de partículas, principalmente protones y electrones, que fluye de la atmósfera del Sol a una velocidad de aproximadamente 1,5 millones de kilómetros por hora. El campo magnético llevado por el viento solar a medida que fluye, puede generar un campo eléctrico que acelera los átomos de gas eléctricamente cargados (iones) en la atmósfera superior de Marte y los dispara en el espacio.

Regiones antiguas en Marte muestran signos de abundante agua lo que ha llevado a los científicos a pensar que hace miles de millones de años, la atmósfera de Marte fue mucho más densa y lo suficientemente caliente para formar ríos, lagos y océanos quizá incluso de agua líquida, y recientemente, un grupo de investigadores, utilizando el Mars Reconnaissance Orbiter, observaron la aparición estacional de sales hidratadas que indican agua líquida salada en Marte. Sin embargo, la atmósfera marciana actual es demasiado fría y delgada para soportar grandes cantidades de agua líquida en la superficie del planeta.

"La erosión por viento solar es un mecanismo importante para la pérdida de la atmósfera y fue lo suficientemente importante como para dar cuenta de un cambio significativo en el clima de Marte", dijo Joe Grebowsky, científico del proyecto del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa en Greenbelt, Maryland.

De acuerdo a los científicos, el impacto que este fenómeno tiene en la Tierra no es significativo como para causar un cambio en el clima.