Tener una vivienda digna y en mejores condiciones es el sueño que se les cumplió a 20 familias de la comunidad El Maestro del municipio de Wiwilí en el departamento de Jinotega.

En horas de la mañana de este jueves 5 de noviembre, en conmemoración del 39 aniversario del tránsito a la inmortalidad del Jefe de la Revolución, Comandante Carlos Fonseca Amador, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), realizó la entrega de 20 nuevas viviendas a familias de escasos recursos de esta localidad.

Nelly Elizabeth Parrales Rizo, aseguró que esta casita que le ha sido entregada representa una oportunidad para una nueva vida con dignidad y tranquilidad, lo que ha sido posible con el respaldo del Gobierno Sandinista y el esfuerzo que como familias desarrollaron en la edificación de un hogar lleno paz y amor.

"Esta es una gran bendición porque no teníamos donde vivir, por mi hija para que no ande rodando en las calles de arriba para abajo. Le doy gracias al Presidente Daniel Ortega, a la Compañera Rosario Murillo y la Alcaldía de Wiwilí porque si no ha sido por ellos no nos estarían entregando nuestras llaves hoy, las llaves de nuestra casa", indicó Parrales.

Carmenza Matute, protagonista de este emblemático programa del Gobierno del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, afirmó sentirse muy contenta porque a ella y su familia se les ha restituido su derecho a una vivienda digna, donde gozarán de tranquilidad y no deberán preocuparse más por los días y noches de invierno.

"Ya no nos vamos a mojar, porque mi casi ta estaba bastante mala y se mojaba cuando llovía, y ahora con la ayuda de Dios y del Gobierno tenemos esta casita, pero bien nos ha ayudado con la educación de nuestros hijos, salud y la entrega de Plan Techo que el Presidente nos ha enviado a nuestro pueblo para mejorar nuestras vidas", manifestó Matute.

Maryiris Morales Moreno, una joven de 23 años no omitió manifestar la alegría de recibir finalmente las llaves de su nueva casita que junto a su esposo, su pequeño hijo y su mamá convertirán desde este día en su hogar, donde tendrá la seguridad de tener su propia vivienda y no tener que seguir posando o alquilando.

"Estoy feliz porque ahora si voy a tener casa propia, ya no voy a alquilar ni pasar dificultades yendo de un lado a otro cuando los dueños de las casas ya no quieran seguirnos alquilando, vamos a vivir mas tranquilos", comentó Morales.

La codirectora del Invur, Vanesa Gómez, explicó que esta es la primera entrega de un total de 38 viviendas que serán entregadas a igual número de familias del proyecto habitacional que el Gobierno Sandinista está llevando a esta comunidad.

"Estas viviendas representan un espacio digno, un espacio seguro, de manera que estamos atendiendo, honrando el compromiso de nuestro Comandante Daniel y la Compañera Rosario para brindar es pecios seguros y dignos cada vez a más familias nicaragüenses", puntualizó Gómez.

Estas viviendas constan de dos habitaciones, espacio de cocina, sala-comedor, baño y un porche, construidas bajo el modelo de responsabilidad compartida, participando los protagonistas directamente en la construcción de lo que desde este jueves será su nuevo hogar.