La Ministra de Salud de la Federación Rusa, Veronika Skvortsova, arribó la noche de este martes a Nicaragua en donde estará participando en un congreso dedicado a las inmunizaciones humanas contra infecciones peligrosas.

La ministra fue recibida por su homóloga nicaragüense, Sonia Castro; el Compañero Laureano Ortega Murillo; el vicecanciller, compañero Luis Alberto Molina; y el embajador de Rusia en Nicaragua, Nikolay Vladimir.

Skvortsova expresó que el tema de las inmunizaciones es muy importante, y recordó que en conjunto con el gobierno de Nicaragua, Rusia está desarrollando un proyecto para la producción de vacunas.

Al respecto, informó que su gobierno ha aprobado un financiamiento de 14 millones de dólares para echar a andar la planta.

“Este proyecto es muy significativo no solo para Nicaragua, también para otros países latinoamericanos porque esta producción va a poder proveer vacunas importantes para otras naciones americanas”, explicó.

La Ministra indicó que este es el primer proyecto de este tipo que ejecuta Rusia en la región, como también la primera etapa de una colaboración que busca proteger a la población.

Recordó que la colaboración de Rusia y Nicaragua en esta materia tiene más de 30 años de historia.

“Muchos colegas del sector de salud nicaragüense han recibido su educación médica en la Unión Soviética y en Rusia”, subrayó.

“Hoy en día (con) esta colaboración se abre una nueva etapa del desarrollo y permite ahora desarrollar unos productos innovadores en el campo de producción de la salud”, añadió.

La titular del Ministerio de Salud de Nicaragua, Sonia Castro, manifestó que esto viene a fortalecer las jornadas de prevención en salud.

“Al poner una planta de producción de vacunas eso para nosotros es muy importante porque ampliaríamos más nuestras coberturas y llegaríamos (a la población) mucho más de lo que estamos llegando”, destacó, destacando la importancia que esto tiene para la investigación en salud.

En este sentido, refirió que al congreso asisten científicos e investigadores rusos.

“Este intercambio fortalece lo que todos queremos llevar: una mejor calidad de la atención a los y las nicaragüenses que tanto se lo merecen”, expresó.

Con la instalación de la planta se estaría fortaleciendo el sistema de inmunología, biología molecular, regulación sanitaria y certificación internacional, añadió.

En su primera etapa la planta tendrá una capacidad para producir 15 millones de dosis de vacunas, sin embargo, la Ministra de Salud de Rusia enfatizó que la OPS ha indicado que hay una brecha en el surtido de vacunas de hasta 90 o 100 millones de dosis en la región. “Nosotros estamos dirigidos a cubrir estas necesitadas”, apuntó.