La Policía Nacional controló rápidamente una situación que se presentó la noche de este lunes a lo interno de la delegación policial Boris Vega de Estelí, luego de que un grupo de reos intentara alterar el orden, tras nuevas medidas orientadas por las autoridades para evitar el ingreso de objetos prohibidos a las celdas de los reclusos.

“Tomamos una medida cuando detectamos objetos prohibidos, instrumentos que no pueden estar dentro de la celda; entonces hicimos un trabajo de eliminar esos objetos prohibidos, esto provocó que una parte de los internos se molestara y comenzarán a agitar al resto de reos y agitar las celdas”, manifestó el Comisionado Mayor Alejandro Ruiz, en entrevista con medios de comunicación.

El comisionado policial detalló que en total fueron tres celdas las que intentaron alterar el orden y en ningún momento hubo demandas de parte de los internos.

“Nosotros sabemos que fue producto de la medida que se tomó, se les suprimieron las cosas que estaban ahi, prohibidas, y restablecimos el orden”, agregó.

El comisionado mayor Ruiz resaltó que producto de la alteración momentánea del orden, no hubo ningún reo ni policía golpeado, ni tampoco se registraron mayores incidencias.