La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, destacó el despliegue de amor del pueblo y las familias nicaragüenses que este 2 de noviembre, Día de los Fieles Difuntos, se movilizó en todo el país para recordar y rendir homenaje a sus deudos.

“¡Cuánto amor en este pueblo nuestro! ¡Cuánto amor en nuestro país! Con cuánto respeto asistimos a visitar los lugares donde están los restos mortales de nuestros seres queridos, hoy Día de los Fieles Difuntos. Con cuánto cariño les recordamos y de verdad que es una tradición hermosa, que dice mucho de nosotros los seres humanos con valores, una cultura de reconocimiento del amor en la familia como prioridad", expresó Rosario a través de los medios del Poder de las Familias y Comunidades.

La Compañera agregó que esta tradición también dice mucho de nosotros los seres humanos que sabemos que somos efímeros en este plano de vida "y que nos toca también pasar a ese otro plano de vida donde están nuestros difuntos y desde donde, además, nosotros sabemos que, junto a Dios nuestro Señor, y a nuestras creencias en nuestras devociones, miran por nosotros, ven por nosotros; y así cada 2 de noviembre les invocamos y les pedimos también que desde ese espacio, ese otro plano de vida, sigan contribuyendo con nuestro país, avancemos por las rutas de trabajo y paz, vivamos cada vez mejor, en términos del reconocimiento de cada uno de nosotros como parte de una gran familia en Nicaragua, nuestra familia, nuestra comunidad, la gran familia nicaragüense, nos queramos más, nos cuidemos más, nos respaldemos más y construyamos entre todos el presente mejor y el futuro mejor".

Rosario expresó su saludo a las familias nicaragüenses y dijo que este es un día que se respeta muchísimo y en el que las familias celebran juntas honrando a sus seres queridos en el otro plano de vida.

"Ha habido muchas visitas a los cementerios, a los camposantos en todo el país, misas que se han realizado en todo el país. Nosotros nos unimos a la devoción, a la tradición, a las oraciones, hoy que nuestra Nicaragua se vuelca en cariño, en reconocimiento, en recuerdo a nuestros seres queridos que no nos abandonan, que viven con nosotros, porque creemos en la vida eterna", concluyó la Compañera Rosario Murillo.

Finalmente, la Compañera indicó que faltan muchas familias que por la tarde visitan a sus seres queridos en los cementerios.

"Así que estamos acompañándoles en el abrazo solidario de todos los días y más este día, nuestro Comandante Daniel, todos nosotros, nuestra familia en unión con cada familia nicaragüense, pidiéndole a Dios que nuestros hermanos, hermanas, madres, padres, abuelitos, tíos, hijos en muchos casos, descansen en la Paz del Señor, y desde ahí vigilen y nos ayuden a seguir construyendo la Nicaragua de todos, donde el bien de todos sea de verdad el objetivo, y de verdad lo que nos motive cada día a seguir avanzando, a seguir creciendo; creciendo en provenir y creciendo en valores; creciendo en Fe, Familia y Comunidad; creciendo en Socialismo, Cristianismo y Solidaridad; sólo así vamos a continuar prosperando, progresando y sólo de la mano de Dios, como todos sabemos", concluyó.