Las familias del barrio Villa Reconciliación se levantaron muy temprano este 2 de noviembre, para abrirle las puertas de sus viviendas a los brigadistas de la salud que realizan otra jornada de barrido contra el dengue y chikungunya.

El doctor Donald Guevara, del centro de salud Silvia Ferrufino en el Distrito VI de Managua, detalló que 1,500 viviendas están siendo fumigadas en esta jornada, que se repite cada 7 días por ser una zona de alta concentración poblacional.

“Como parte del programa de lucha anti epidémica vamos a fumigar alrededor de mil 532 casas en todo el sector de Villa Reconciliación Sur, además se van a realizar visita casa a casa en pro de la sensibilización, eliminación de criaderos que son parte de las charlas de plan preventivo y educativo”, señaló Guevara.

Resaltó que a pesar de ser un día feriado, los brigadistas de la salud están comprometidos a batallar contra las enfermedades y en esta estrategia es fundamental el apoyo de la población, que está acatando todas las orientaciones.

“Estamos aprovechando el día de hoy para intervenir (visitar) casa a casa y acabar con estas enfermedades, los casos que hemos tenido en este barrio han sido dispersos, hemos tenido casos de chikungunya y han superado en relación a los casos de dengue”, agregó.

Las familias participaron de la fumigación e hicieron un llamado a la Alcaldía de Managua a instalar la red de alcantarillado de aguas negras, proyecto que está contemplado para el 2016.

La zona donde se realizó el barrido de fumigación, comprende diversas calles en que las aguas residuales corren por la superficie originando correntias permanentes.

“El MINSA hace un buen esfuerzo, pero lo ideal es que la alcaldía construya la alcantarillas”, dijo doña Carmen Padilla.

La señora Paula Jarquín, también reconoce que las jornadas de fumigación son cada 7 días y llamó a las familias a mantener limpias las viviendas, mientras llega el proyecto de construcción de la red de alcantarillas.

“Las acciones del MINSA son importantísimas, nosotros cumplimos lavando las pilas, recogemos la basura, hacemos todos lo que nos dicen debemos hacer, pero necesitamos que desaparezcan estas aguas (residuales)”, señaló Jarquín.