Cuatro pakistaníes murieron y otros 10 resultaron heridos hoy al explotar una bomba al paso de un tren de pasajeros en el distrito de Dasht Mastunglas, en la suroccidental provincia de Beluchistán, reportaron fuentes policiales.

Un portavoz de las fuerzas de seguridad explicó a la televisora Geo News que el tren realizaba el recorrido entre las ciudades de Quetta y Rawalpindi cuando ocurrió la detonación del artefacto.

Otro vocero del escuadrón antibombas señaló que el artilugio, de ocho kilogramos, fue activado por control remoto y dañó uno de los vagones y la línea del ferrocarril.

Las cuatro víctimas mortales eran empleados de la compañía de ferrocarriles. Los heridos, tres de ellos en estado grave, fueron trasladados al Hospital Civil de Quetta, agregó Geo News.

Tras el incidente, equipos de rescate y de la policía fueron enviados a la zona.

El pasado año un ataque similar contra la misma línea causó la muerte a cinco personas.

Aunque hasta el momento ningún grupo se ha responsabilizado con el ataque, en ese territorio actúan diversas organizaciones separatistas armadas beluchis.

Beluchistán, la mayor de las cuatro provincias pakistaníes, es rica en minerales y gas, pero la mayoría de sus casi siete millones de habitantes se quejan de no recibir una parte equitativa de la explotación de esas riquezas.