Con el compromiso permanente de servir al pueblo nicaragüense, los miembros de la Dirección General de Bomberos (DGB) festejaron el 36 aniversario de su fundación, tiempo en el que han brindado sus servicios al pueblo, motivados principalmente por el sentimiento de humanismo y amor hacia los más necesitados.

Durante más de tres décadas, lograron vencer los obstáculos impuestos por anteriores gobiernos, quienes pretendían desaparecerlos, sin embargo, en esta segunda etapa de la revolución, han crecido y fortalecido dicha institución.

“Nos sentimos fortalecidos como institución gracias al respaldo que nos brinda el Gobierno Sandinista, logrando un crecimiento en cuanto a las fuerzas, alcanzando más del 100% del personal, actualmente contamos con 681 bomberos, así mismo, se ha logrado mejorar las técnicas a través de los nuevos equipos y maquinarias que nos ha otorgado el gobierno, lo cual facilita nuestra labor y permite que brindemos mejores servicios al pueblo” destacó Comandante de Regimiento Ramón Landero, titular de la DGB.

Así mismo, el personal bomberil ha sido partícipe de una serie de capacitaciones, logrando mejorar las técnicas de rescate y el desarrollo de acciones preventivas para evitar hechos lamentables sobre todo los asociados a los desastres naturales.

“A raíz del nuevo proceso de gobierno sandinista venimos desarrollando estrategias de crecimiento en el personal y los medios, lo que nos permite tener mayor presencia sobre todo en los sitios donde no había estación de bomberos. La población hoy se siente más seguro porque estamos trabajando en función de su bienestar. Son 36 años de logros en los que contamos con personal capacitado en aras de acercar nuestros servicios a la población” manifestó Comandante Javier Amaya, Jefe de la Dirección de Extinción de Incendios, Búsqueda y Rescate.

Durante el acto de celebración, se llevó a cabo la imposición de grados a 114 servidores públicos, entre ellos dos nuevos comandantes, tres Sub-Oficiales, diez Capitanes, 16 Tenientes, 21 Sub- Tenientes, 31 Sargentos Mayores y 31 Sargentos, quienes manifestaron sentirse orgullosos de formar parte de la familia de la DGB.

“Son 29 años los que tengo de formar parte de las filas de la DGB, ha sido un reto, sin embargo lo he logrado a lo largo de estos años, motivada por mi padre y mi hermano decidí ingresar a esta institución en la que he venido siendo capacitada para brindar atención de calidad a nuestro pueblo. Las mujeres hemos demostrado que somos capaces de desempeñar este trabajo tan hermoso e importante en el que debe prevalecer la disposición, voluntad y servicio” finalizó Ana María Meléndez, ascendida a Capitán.