La población que habita y transita en la carretera Naciones Unidas - Bluefields, que actualmente está siendo construida por el MTI, condenó el vandalismo de grupos de la derecha que destruyeron un costoso equipo de construcción de carreteras propiedad del MTI, valorado en 250 mil dólares.

Este miércoles 28 de octubre, un grupo de vándalos quemó una excavadora Caterpillar 330 que el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) estaba usando en la construcción de la carretera hacia Bluefields.

Autoridades policiales de la zona están investigando el incidente, mientras la población expresa su condena a las acciones vandálicas.

Según explicaron los encargados de seguridad del MTI en la zona, al momento que se registró el incidente no había luz en la zona, situación que los vándalos aprovecharon para apedrear la maquinaria y ocasionar la quema del costoso equipo.

Los ciudadanos de esa zona condenaron el hecho y manifestaron que las autoridades deben investigar para dar con los responsables y llevarlos ante la justicia.

"Les puedo decir que lo que están haciendo no es conveniente a nadie. piensan que tal vez que con lo que están haciendo le están haciendo daño al gobierno, (pero) al gobierno no le están haciendo ningún daño, el daño lo están haciendo ellos mismo.. porque este camino le interesa a la población, (esto) está mal porque esto no lleva a ningún beneficio a nadie", indicó uno de los pobladores de la zona.

Otros pobladores que condenaron los hechos, dijeron que los responsables deben ser castigados por las acciones vandálicas contra la propiedad del pueblo.

Actualmente el módulo de construcción está a 60 kilómetros al oeste de la cabecera municipal de Nueva Guinea, en el Puente el Chacalín.