Ante los hechos de violencia protagonizados por un minoritario grupo de personas que se oponen el Proyecto de Canal Interoceánico, el Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, reiteró una vez más que cualquier marcha que se realice en el país debe ser pacífica.

Aguerri expresó que aún en Nicaragua no se ha aprendido a tener la suficiente tolerancia y respeto, por lo que subraya que venga de donde vengan este tipo de protestas no deben terminar en actos violentos que lamentar.

“Las marchas deben ser pacíficas, las marchas deben ser sin ningún tipo de situaciones que puedan derivar en riesgos mayores que puedan significar que se desate, como resultado de estos procesos, la violencia”, señaló.

“Lo que tenemos que seguir es haciendo ese llamado para que cualquier tipo de marcha, venga de donde venga, sean marchas pacíficas”, refirió.

El dirigente empresarial subrayó que en los acontecimientos de este martes hubo 7 lesionados, ninguno de estos de gravedad. En este sentido, afirmó que era falso lo que habían publicado algunos grupos en las redes sociales, en relación a que hubo heridos de bala.

Aguerri indicó que la ciudadanía que tiene derecho a trabajar, y que por eso hay que “buscar esquemas que no retrocedan la productividad del país”.

“No quiero que se me mal interprete de que estamos diciendo que no haya marchas, estamos diciendo lo contrario, estamos diciendo que las marchas se tienen que dar, que se tienen que dar pacíficamente, pero que se tiene que respetar también el derecho que tienen los que no optan por marchar y que quieren trabajar y ese derecho al trabajo es un tema que tenemos que impulsar también en el país y que tenemos que buscar esos equilibrios”, manifestó.