La reciente incursión de una embarcación de guerra estadounidense en aguas cercanas a las Islas Nansha chinas en el Mar Meridional de China podría dañar la confianza mutua existente hoy entre las fuerzas armadas de ambas naciones.

En horas tempranas de este martes, el buque de guerra de EE.UU, USS Lassen, entró en las aguas cercanas al arrecife Zhubi de las islas Nansha en el Mar Meridional de China sin el permiso del gobierno chino, señaló la Cancillería.

Tras esa situación, el viceministro de Relaciones Exteriores de China Zhang Yesui citó al embajador de Estados Unidos en este país, Max Baucus, para presentar "gestiones solemnes" y expresar su "gran descontento" por la acción ilegal de una embarcación de guerra estadounidense en aguas cercanas a las Islas Nansha chinas en el Mar Meridional.

En opinión del diplomático, esa acción de Washington amenaza la soberanía y los intereses de seguridad de China y pone en riesgo la seguridad del personal e instalaciones en el arrecife, lo que constituye una grave provocación.

Zhang detalló que la acción se ejecutó ignorando la disuasión previa de China. El país está "sumamente descontento y se opone firmemente" a ello, enfatizó en un comunicado difundido aquí.

Advirtió que este Gobierno salvaguardará con firmeza la soberanía territorial y los intereses marítimos legítimos y hará lo que sea necesario para oponerse a la provocación deliberada de cualquier país.

Por otra parte negó que la actividad china en el Mar Meridional de China restringirá la navegación y el sobrevuelo de acuerdo con la ley internacional.

La acción estadounidense fue "una muestra de fuerza que tiene altas probabilidades de provocar un accidente, lo que amenaza los derechos de navegación y sobrevuelo compartidos por todos los países, y daña la paz y estabilidad en el Mar Meridional de China", asegura el documento.

Sobre ese asunto, llamó a Estados Unidos a recordar su compromiso de que no asumirá ninguna postura sobre las disputas territoriales.

Asimismo el Ministerio de Defensa Nacional de China criticó la incursión del "USS Lassen" y alertó que ese ejercicio ilegal podría "perjudicar gravemente la confianza mutua" entre las dos fuerzas armadas.