Nicaragua ratificó una vez más su respaldo a Cuba en la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde hoy se llevó a cabo una nueva votación en la que, por vigésimocuarta ocasión desde 1992, la Asamblea General adopta un proyecto de resolución que llama a suspender el bloqueo a la isla impuesto por Estados Unidos.

Con el voto de 191 de los 193 miembros de la ONU, la Asamblea General rechazó nuevamente el criminal bloqueo contra Cuba, evidenciando el apoyo del mundo entero a la suspensión de esta barbárica medida, algo a lo cual EEUU sigue haciendo oídos sordos.

Nicaragua, país hermano de Cuba, votó coherentemente a favor de la resolución, señalando, en voz de la compañera María Rubiales, representante de nuestro país ante la ONU, que “este bloqueo que se ha ido incrementando en sus medidas y alcances, violando todas las leyes del derecho internacional, y los principios del comercio internacional, la convivencia pacífica entre los estados, los principios de no injerencia y no intervención, es de hecho una política de genocidio, que ha impactado negativamente en los derechos económicos, sociales y culturales del pueblo de Cuba, constituyendo una masiva, flagrante y sistemática violación de los derechos humanos de un pueblo entero”.

“Nicaragua condena este criminal bloqueo y todas sus medidas y ramificaciones extraterritoriales. Nicaragua rechaza cualquier medida económica coercitiva para tratar de doblegar la voluntad y espíritu de pueblos y gobiernos. Es inaceptable para nuestro país el uso de medidas económicas coercitivas unilaterales como instrumento político selectivo, arremeter contra pueblos independientes y para implementar políticas de cambios de regímenes”, agrega la representante nicaragüense.

A continuación, el razonamiento del voto nicaragüense a favor de Cuba en la ONU:

Señor Presidente,

Nicaragua explicará por qué va a votar a favor del pueblo y gobierno de Cuba, en compañía de toda la comunidad internacional.

Queremos agradecer la presencia de nuestro Hermano Compañero Bruno Rodríguez, Canciller de Cuba, y su delegación, quienes nos han brindado una amplia información sobre los impactos al día de hoy, del criminal bloqueo económico, financiero y comercial en contra de su pueblo y gobierno. El daño económico ocasionado a este heroico pueblo cubano por la aplicación y recrudecimiento del bloqueo y sus medidas unilaterales y extraterritoriales asciende a más de $833,755 millones de dólares.

Nuestro acompañamiento y solidaridad incondicional con Cuba, su pueblo y gobierno, por su heroica gesta, la Revolución Cubana, quien nos ensenó los primeros pasos hacia la dignidad y restitución de derechos a los pueblos de América Latina, el Caribe y del mundo.

Por las más de cinco décadas de resistencia, llenas de valor y sacrificio, desde aquel infame día cuando la deshonrosa ley del imperio autorizó al Presidente de EEUU a establecer un bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, con el objetivo de provocar el desengaño y desaliento, la insatisfacción económica y la penuria, negarles suministros, provocar hambre, desesperación, violencia y el derrocamiento del legítimo Gobierno de Cuba.

Pero aquí está Cuba, su pueblo y gobierno representando la dignidad y la soberanía, nuestros hermanos solidarios, los primeros en responder ante cualquiera de nuestras necesidades, catástrofes o situaciones de emergencia, enseñándonos a leer, graduando nuestros médicos y técnicos, curando nuestras enfermedades, ayudándonos a crear condiciones para el Buen Vivir y nuestra felicidad en la Madre Tierra.

Señor Presidente,

Este bloqueo que se ha ido incrementando en sus medidas y alcances, violando todas las leyes del derecho internacional, y los principios del comercio internacional, la convivencia pacífica entre los estados, los principios de no injerencia y no intervención, es de hecho una política de genocidio, que ha impactado negativamente en los derechos económicos, sociales y culturales del pueblo de Cuba, constituyendo una masiva, flagrante y sistemática violación de los derechos humanos de un pueblo entero.

Nuestro Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra, refiriéndose al bloqueo afirmaba: "Es tiempo de terminar con el bloqueo. La situación ha cambiado, hasta en los mismos EEUU, la mayoría de la población está en contra del bloqueo. Están las condiciones creadas para que el Presidente Barack Obama se decida a dar ese paso, aunque vaya en contra del sistema".

Asimismo, recordaba que esta política de bloqueo y sanciones no llevaba a ningún lado y la mejor prueba de ello es que después de 56 años el mismo Presidente Obama reconoció que el bloqueo en contra de Cuba había sido un fracaso.

Hoy, saludamos que el Presidente Obama finalmente se haya decidido a dar los primeros pasos para el comienzo del proceso de normalización del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y EEUU, el cual que debe realizarse en base a los intereses legítimos de cada parte, comenzando con los legítimos intereses del pueblo cubano, y de la comunidad internacional de poner fin a lo inmediato al bloqueo. Estamos convencidos que la solidaridad mundial con Cuba y su pueblo continuará firme hasta poner fin a este bloqueo.

Señor Presidente,

El Grupo G77+China, el Movimiento de Países No Alineados, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, CARICOM, MERCOSUR, ASEAN, Unión Africana, la Organización de la Cooperación Islámica y otros, una vez más han reiterado su rechazo y condena a esta política del Gobierno de los Estados Unidos, su total solidaridad con Cuba y su exigencia de poner fin al Bloqueo de manera inmediata.

A pesar del restablecimiento de las relaciones, EEUU ha intensificado este inhumano bloqueo y sus medidas de dimensión extraterritorial, impactando fuertemente en las exportaciones e importaciones, falta de acceso a créditos internacionales, impactos en su sistema de salud, de educación, de su derecho a la alimentación, falta de acceso a los mercados internacionales; en fin, afectaciones en todos los ámbitos de la vida de los cubanos.

Nicaragua condena este criminal bloqueo y todas sus medidas y ramificaciones extraterritoriales. Nicaragua rechaza cualquier medida económica coercitiva para tratar de doblegar la voluntad y espíritu de pueblos y gobiernos. Es inaceptable para nuestro país el uso de medidas económicas coercitivas unilaterales como instrumento político selectivo, arremeter contra pueblos independientes y para implementar políticas de cambios de regímenes.

Este bloqueo continúa siendo el principal obstáculo para el desarrollo sostenible y los programas económicos y sociales de este hermano pueblo. Esto es totalmente incongruente con la recién aprobada Agenda de Desarrollo 2030.

Señor Presidente,

Este año hemos visto cómo decisiones valientes han logrado en corto tiempo cambiar algunas situaciones que por más de 5 décadas se habían mantenido inalterables en relación a Cuba.

Guardábamos la esperanza que en esta Asamblea General se continuarán tomando decisiones valientes y que hubiera un voto favorable unánime a favor del levantamiento del Bloqueo. Hemos escuchado con mucha atención al orador que me ha precedido, esperando palabras diferentes...

Desafortunadamente una vez más, escuchamos la misma retórica de los años anteriores, la misma arrogancia tratando de justificar lo injustificable, argumentando la continuidad de una situación, el criminal bloqueo, en contra del hermano pueblo de Cuba, que es el resultado de la implementación de una política obsoleta y anacrónica, que ellos mismos han calificado como un fracaso y que el mundo entero rechaza.

Cuba no se ha equivocado al presentar su resolución, el mundo entero la acompaña.

Para terminar, Señor Presidente, y al reiterar el voto favorable de mi delegación al proyecto presentado por Cuba que pasaremos a votación en este momento, quiero recordar las palabras del querido y recordado Presidente de Chile, Compañero Salvador Allende, asesinado por fuerzas tenebrosas que todos conocemos.

"Algún día, América tendrá una voz de continente, una voz de pueblo Unido. Una voz que será respetada y oída: porque será la voz del pueblo dueño de su propio destino”.

Hoy América Latina y el Caribe con su voz de continente exige al gobierno de EEUU que termine, de una vez por todas, de rectificar su política hacia nuestro continente: que ponga fin inmediato al criminal bloqueo contra Cuba, el cierre de las cárceles en Guantánamo, que devuelva al pueblo cubano su legítimo territorio de Guantánamo y que reconozca y acepte la voluntad de nuestros pueblos de ser dueños de nuestros propios destinos, desistiendo de sus designios y políticas imperiales y establezca relaciones de amistad, diálogos en igualdad de condiciones, cooperación y respeto con todos pueblos y gobiernos de nuestra región.

Muchas gracias Señor Presidente.