Los vándalos que llegaron a Managua para ocasionar disturbios y violencia agredieron a 6 personas que tranquilamente participaban en la jornada Trabajo y Paz… Unida Nicaragua Triunfa!.

Los lesionados responden a los nombres de José Luis Sánchez, de 24 años, quien recibió un golpe con una piedra en la frente; Marvin Mendoza, de 32 años, quien sufrió afectaciones en el parpado del ojo derecho; y Guillermo Ramírez, 32 años, quien recibió golpes con un madero en la espalda y los brazos.

Otros lesionados fueron Leonel Mejía, de 27 años, quien recibió golpes en distintas partes del cuerpo; y Ana María Silva Hernández, de 28 años de edad y con tres meses de gestación, quien sufrió golpes en la espalda.

Posteriormente, ingresó con golpes en su humanidad, el señor Oscar Campos, de 59 años, quien relató que incluso escuchó detonaciones de armas de parte de los grupos vandálicos, y advirtió que estos estaban armados.

Los hechos ocurrieron cuando los camiones donde se transportaban los vándalos pasaban en horas de medio día en el sector de la garita norte, entre Tipitapa y Managua.

La joven Ana María Silva, de 28 años de edad y tres meses de embarazo, relató que “ellos se tornaron agresivos con nosotros, nos comenzaron a amenazar con las armas que andaban, machetes, palos, y nos comenzaron a agredir. Me golpearon y tuve que comenzar a correr para que no me siguieran agrediendo", relató la joven que se encuentra estable en el hospital Yolanda Mayorga de Tipitapa.

"Si van a marchar que lo hagan en paz, que no sean agresivos y que no atenten contra la vida de los demás", expresó la joven notablemente afectada por la situación.

El joven José Luis Sánchez, de 21 años, señaló que "estábamos en la garita norte cuando de pronto ellos se abalanzaron sobre nosotros a agredirnos con sus armas, nos insultaron y nosotros estábamos tranquilos".

"Se supone que esa era una marcha pacífica, pero ellos se tiraron sobre nosotros a agredirnos, a mí me tiraron una pedrada en la frente, me caí y si no me hubiera levantado me habrían macheteado", relató.

Guillermo Ramírez, de 36 años y procedente de Tipitapa, explicó que él, junto a muchos de sus amigos, participaba en un piquete pacífico en el sector de la garita norte. "En eso pasaban el grupo de la derecha y empezaron a agredirnos con palos, machetes y lo que hicimos nosotros fue correr para que no nos siguieran haciendo más daño", indicó.

"A mí me pegaron con un garrote a la espalda, y eso que me corrí, porque si no, me hubieran macheteado. Ellos dicen que vienen a una marcha pacífica, pero no es así, porque desde el momento que vienen armados deja de ser pacífica", agregó.

Ramírez señaló que en ese momento él tuvo temor por su vida y por la vida de sus amigos y compañeros.

Leonel Mejía, otro de los jóvenes agredidos, dijo que él se encontraba concentrado para seguir la Caminata Trabajo y Paz en el sector de la garita norte.

"Estábamos tranquilos, con alegría, con amor, cuando en eso entraron esos compañeros que venían a la marcha promulgada por la derecha con armas, garrotes, pistolas, bombas molotov, y nos comenzaron a agredir; nos robaron, nos agredieron, nos golpearon, si no hubiéramos corrido nos hubieran matado, eso se miraba el odio que ellos traían hacia nosotros, traían odio y la verdad que sí temí por mi vida y la de mis compañeros, porque nos agredieron y varios salimos golpeados", indicó Mejía.

"Ellos andaban con morteros, con piedras y nosotros no andábamos nada, solamente la alegría en nuestros corazones y el espíritu de seguir adelante con este gobierno, con este modelo", agregó el joven.

Marvin Mendoza, de 38 años y procedente de San Benito, comentó que estaba esperando que el tráfico en la carretera avanzara, cuando más de 50 vándalos se bajaron de los camiones armados de machetes y morteros.

"Ellos nos agarraron a morterazos y ahí fue donde salí lesionado, yo no estaba provocando a nadie solo estaba esperando que nos dieran vía para pasar a mi casa. Pero ellos se bajaron y agredieron a todo mundo. Son gente que no tienen nada que perder, no le temen ni a Dios ni al diablo, son manipulados totalmente, son sicarios que vienen armados y uno que anda trabajando y que va para su casa honestamente lo agreden", comentó Mendoza.

Oscar Campos, de 59 años, fue otro poblador agredido por los vándalos de la derecha. "Nosotros estábamos en la garita, todos tranquilos, pacíficamente, sólo con nuestras banderas. Entonces pasaron con los antimotines un grupo de camiones, pero atrás venía otro grupo más pequeño, pero esos se bajaron violentamente y nos agredieron. Nos comenzaron a insultar, a decirnos un montón de cosas y después nos agarraron a garrotazos, a pedradas", relató.

"Ellos vienen armados, ellos traían pistolas, se escucharon disparos de pistolas, yo miré cuando estaban disparando, como nosotros nos corrimos, entonces ellos nos dispararon con pistolas y nos agarraron a garrotazos, le pegaron a mujeres, le pegaron a muchachos, ellos no respetaron nada y nosotros les dijimos que no queremos broncas, pero ellos se nos lanzaron encima. Yo tenía mi moto ahí cerquita y agarraron mi moto y la lanzaron a un cauce, me desbarataron la moto totalmente, me pegaron en la espalda y la mano la tengo inflamada, como fracturada", agregó.

Lino José Otero, es otro ciudadano que mientras se trasladaba hacia su vivienda fue agredido por este grupo, dañando seriamente su vehículo y golpeando a la persona que llevaba como pasajero.

“Voy buscando como mi casa, cuando miramos que nos tiraron una piedra, de un camión (participante de la marcha) la tiraron y no la pude capear. Ahora, ¿quién me responde? Porque yo no tengo nada que ver con ellos”, dijo Otero.

Los ciudadanos golpeados por los vándalos fueron atendidos en la Emergencia del Hospitalito Yolanda Mayoría del municipio de Tipitapa.