Lo más deseado por los seres humanos era saber qué pensaban sus caninos y así poder entender sus estados de ánimo. Pues, ha llegado el día de cumplir el sueño de todos con el nuevo sensor “Dubbed TailTalk”.

Este se coloca en la cola de la mascota y envía datos a través de Bluetooth al smartphone. En el celular debe estar descargada la aplicación que permite traducir esos datos en mensajes escritos que expresarán qué sentimiento domina a la mascota en ese momento.

Según los fabricantes del sensor, un meneo hacia la izquierda sugiere agresividad, mientras que hacia la derecha, transmite alegría.

La velocidad del movimiento que hacen en la cola puede determinar que tan entusiasmado está el perro y la amplitud de cada meneo también puede revelar su estado emocional.

La idea de los creadores es que los dueños de las mascotas a prendar a descifrar el estado de ánimo de sus animales para saber cómo tratarlos en cada momento.

Cabe destacar que a veces los perros están en lugares alejados y el sensor puede alertar sobre cualquier situación.