En el Sol se ha creado un enorme agujero coronal, que ocupa aproximadamente la sexta parte de nuestra estrella. Ahora se encuentra en el lado opuesto de nosotros, pero entre el 3 y 4 de noviembre aparecerá del lado visible y liberará un gran flujo de viento solar hacia la Tierra, informa 'Moskovski Komsomólets'.

Según investigadores de la Academia Rusa de Ciencias, se trata de un gigante agujero nacido del resultado de la fusión entre un agujero polar y otro ecuatorial. Al alcanzar la Tierra el entre el 3 y 4 de noviembre, el fenómeno causará tormentas magnéticas y auroras boreales en el planeta.