Autoridades de Protección Civil de El Salvador informaron este lunes que mantienen la alerta amarilla en todo el país por las lluvias, mientras que en Guatemala las autoridades han declarado alerta anaranjada institucional.

"Es difícil dar un consolidado completo sobre los daños provocados por las lluvias, pero en la medida de lo posible les estaremos informando”, indicó Jorge Meléndez, director de la entidad.

La zonas que han sufrido más daño en El Salvador y que se mantienen evacuadas son Los Vertientes, de Acajutla y El Dúa de San Diego. La zona sigue anegada, detallaron las autoridades.

Por su parte, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en Guatemala declaró alerta anaranjada institucional en todo el país debido al incremento de la humedad.

De acuerdo a la Conred, el 72 por ciento del territorio nacional se encuentra en alta y muy alta probabilidad de inundaciones, derrumbes y deslizamientos.

El fenómeno ciclónico permanece casi inmóvil frente a las costas del Pacífico entre Guatemala y el sur de México y de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de los EE.UU., se tiene un 80 por ciento de probabilidad que la baja presión se convierta en una depresión tropical en las próximas 48 horas.

Asimismo, en el valle de México estarán los cielos nublados con lluvias fuertes y temperaturas, frescas a frías, que podrían descender hasta 8 grados Celsius.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) puntualizó que la probabilidad de lluvia fuerte, de 25 a 50 milímetros, será de 80 por ciento en el Distrito Federal y Estado de México.

Las lluvias constantes podrían escampar hasta el miércoles y a partir del jueves 22 podrían presentarse aguaceros por tarde y noche y continuar así hasta el 2 de noviembre.