La constante limpieza, mantener tapados los recipientes con agua, cepillar barriles y pilas, desechar todo aquel objeto que pueda convertirse en un potencial criadero de mosquitos, fueron algunas de las recomendaciones orientadas por los brigadistas de salud a las familias del barrio Los Rieles, del Distrito VI de Managua, durante la jornada de fumigación desarrollada esta mañana por el Ministerio de Salud (MINSA).

"Esta es una de las fases en la lucha que hemos emprendido contra el dengue y el chikungunya. Son cuatro fases las que nosotros desarrollamos para darle duro al zancudo a través de la sensibilización en la visita casa a casa, la abatización, el Plan Calache que es apoyado por la Alcaldía y la eliminación del zancudo adulto con la fumigación que realizamos en cada una de las viviendas", manifestó el Dr. Benito Flores, epidemiólogo del Centro de Salud Silvia Ferrufino.

Amanda Padilla afirmó que además de la importancia que toma la jornada desarrollada por el Ministerio de Salud, también se debe contribuir como pobladores no solo permitiéndoles las entradas a sus casas, sino también limpiando cada rincón de sus viviendas, tapando los recipientes con agua y desechando todos aquellos objetos que ya no utilizan y que podrían acumular agua en su interior.

“Yo mantengo bien limpias todas mi casa, en orden todo para prevenir las enfermedades como el chikungunya y es importante que todos nos sumemos a colaborar y dar pase a los brigadistas porque es por nuestro bien”, comentó Padilla.

Luisa Balmaceda declaró que para ellos como pobladores es de suma importancia que se lleven estar jornadas de salud a sus barrios porque de esa manera se está combatiendo enfermedades que pueden afectar tanto a niños como adultos, lo que debe estar complementado de la colaboración decidida de cada uno de los nicaragüenses realizando limpiezas en sus casas, colocando boca abajo todo aquel recipiente como botellas que puedan acumular agua en su interior y que por ende representen un riesgo a la salud como un posible criadero de mosquitos.

"Sabemos que ha llovido poco, pero el poco de agua que ha caído es la suficiente para que hayan más criaderos de zancudos en las casas. Hay que eliminar todo calache que no estemos utilizando porque esos son los criaderos de mosquitos", expresó el Dr. Flores.

El médico recordó que se ha iniciado la cuarta jornada de abatización, por lo cual es importante contar con el apoyo de las familias permitiendo la entrada de los brigadistas a sus viviendas para que estos realicen su labor abatizando todo depósito de agua.