El compañero Bosco Castillo, ministro de la Juventud, se reunió con jóvenes y adolescentes de la comunidad de Mina El Limón, que este lunes amaneció en calma y normalidad, con las personas poco a poco entrando a sus actividades cotidianas.

De acuerdo a información de TN8, los jóvenes proponen la instalación de una zona franca, con el fin de crear opciones de trabajo más allá de la minería.

Además, se pidió la creación de una liga deportiva para recreación de la juventud.

Bosco señaló que las instituciones se están haciendo presentes en Mina El Limón, como en todo Gobierno Revolucionario, para buscar cómo salir adelante con el pueblo.

“Para eso estamos, para buscar las alternativas. Y por eso estamos hablando de deportes, de formación técnica, por eso estamos hablando de alternativas diferentes”, afirmó Castillo.

“Aquí la gente quiere empleo, quiere paz, aquí la gente quiere estabilidad”, señaló uno de los participantes del encuentro.

Poblado poco a poco está volviendo a la calma

En el poblado el ambiente dista mucho de las violentas escenas vividas hasta hace pocos días. Las calles están libres de obstáculos, los comercios han reabierto al público, el transporte está prestando servicio y los niños continúan yendo a la escuela, esta vez sin temor.

También se puede ver la disposición de la gente al diálogo y a resolver las diferencias sin que se recurra a la violencia.

“Eso es lo que queremos que haya, diálogo, para que todo vuelva a la normalidad”, señaló Rosa Talavera, dueña de una pulpería.

En la escuela multigrado “Manfredo Sirias” a pesar del tenso ambiente, nunca se pararon las clases, y los maestros y los niños han hecho todo lo posible porque no haya ningún atraso en las materias.

“Nosotros vivimos en comunidad y esta comunidad siempre ha estado en calma, entonces estar ahora con este problema nos ha alterado un poco a todos, aún a los niños, pero esperamos que esto se normalice, que esto tenga un fin feliz”, subrayó la maestra Josefa Aldubín.

“Aquí en la escuelita no hemos parado de dar clases, siempre hemos estado trabajando. Como no hay transporte nos trasladamos a pie”, dijo la profesora Ericka Torres, quien refirió que estos primeros pasos hacia la tranquilidad en el pueblo es fundamental para que los estudiantes no falten a la escuela.