Subrayó que entre 2006 y 2011 la pobreza extrema se redujo 19 puntos porcentuales, de 62 a 43 por ciento y la próxima meta es extraer de tal condición económica a un millón 500 mil bolivianos aún carenciados.

En tanto, la pobreza moderada se redujo también, en el mismo lapso, de 76 a 64 por ciento, aseveró durante la conmemoración en Sucre del Día de la Revolución Agraria y Comunitaria.

"Este proceso es camino sin retorno, pero también tenemos una enorme responsabilidad con los sectores más abandonados", sostuvo, para luego exhortar a los bolivianos a "jamás traicionar este proceso revolucionario, este proceso de cambios".

Morales comparó su desempeño con el de otros cinco gobiernos precedentes de corte liberal y conservador en el período comprendido entre 1996 y 2006.

Recordó que en ese período, cuando entró en vigor la Ley de Instituto de Reforma Agraria (INRA), Bolivia tenía apenas nueve millones de hectáreas de tierra productiva saneadas y tituladas, poco más del ocho por ciento del total nacional de 106 millones de hectáreas.

Actualmente, tras poner vigor la Ley de Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria, "nosotros tenemos 55 millones saneadas" y tituladas.

Yacimiento expropiado

En otro orden de ideas, el ministro de Minería, Mario Virreira, anunció que su Gobierno tomó control de un yacimiento de plata e indio explotado desde 2007 por una filial local de la canadiense South American Silver,debido a que dicha compañía nunca suscribió un contrato de concesión con el Estado boliviano.

Resaltó que el objetivo para el Estado es "encarar de aquí para adelante las actividades de prospección y exploración y planificar una explotación racional moderna, con tecnología también de punta" en el yacimiento ubicado en el suroeste del país.

"Corresponde aclarar que Bolivia, como Estado, no tiene ningún contrato directo con la South American Silver. No existen registros" que demuestren un vínculo, dijo Virreira,

South American Silver había expresado días atrás su "extrema decepción" ante una posible decisión del gobierno de Bolivia de nacionalizar la explotación de esta mina y anunció que en tal caso asumiría medidas legales y diplomáticas.