Maryellis de los Angeles Ayala, tiene 14 años y estudia el 8vo grado en el Programa Secundaria Rural en el Campo, en la Escuela Fray de Jesús de Pamplona, en la Comarca Cuajachillo 2 del municipio de Ciudad Sandino.

La joven, que apoya a su familia en el hogar, es la mejor alumna del programa en ese municipio, con un promedio de 89 puntos que hace sentir orgullosos a sus profesores, a sus compañeros y a su comunidad.

El excelente promedio de la joven es un ejemplo claro que la dedicación al estudio rinde sus frutos.

Cada fin de semana esta joven prepara sus herramientas de clase, y entre la semana estudia, realiza trabajos y tareas, que la han hecho convertirse en la mejor alumna de su clase.

"Yo le ayudo a mi mamá a barrer, regar las plantas, y a las 7:30 ya salgo de la casa para estar puntual aquí en la escuela. Recibo 5 clases: lengua y literatura, matemática, inglés, geografía... y salgo bien porque hay que ponerle mente a las clases, asistir todos los sábados al colegio", comentó la joven.

Maryellis explicó que el programa secundaria rural en el campo es la mejor alternativa que tienen los jóvenes de las comunidades rurales para aprender.

Señaló que por las grandes distancias muchos jóvenes abandonaban las clases regulares en los institutos de secundaria de la ciudad.

Pero gracias a la implementación del programa, las distancias para ir a la escuela se han reducido, además eso contribuye a la economía del hogar porque ya no gastan en pasaje y alimentación como lo tenían que hacer antes.

Padres apoyan el desarrollo de los estudiantes

Los estudiantes de la secundaria rural en el campo también son protagonistas del programa de nutrición escolar, para lo cual los padres de familia apoyan la elaboración y repartición de los alimentos.

Miriam Moraga, quien este fin de semana cocinó la merienda para los 35 estudiantes, comentó que ella se siente orgullosa y contenta porque gracias al apoyo del gobierno los niños pueden contar con la merienda y el almuerzo.

"Hoy van a desayunar arroz, frijoles, crema y fresco de cereal", con estos alimentos ellos tienen un mejor desempeño en sus clases, estudian con tranquilidad, explicó Moraga.

Finalmente, Rolando Rivas, delegado municipal del ministerio de educación en Ciudad Sandino, dijo que el Ministerio de Educación está planificando sus acciones para el próximo año, entre las cuales destacó la continuación del 9no grado para la secundaria rural en el campo.

Destacó que el programa cuenta con el apoyo de las alcaldías municipales que contribuyen con el transporte de maestros y estudiantes cuando viven lejos de las escuelas donde se imparte el programa; además dijo que los padres se involucran en el proceso y hasta en la elaboración de los alimentos para que los muchachos estudien con tranquilidad.

Sobre la estudiante Maryellis Ayala, Rivas mencionó que la joven egresó de primaria hace dos años y hoy está en el segundo año.

"Ella vive en la comunidad Cuajachillo, mantiene su promedio del 89% y es muy aplicada. En parte eso se debe a la atención de parte de los profesores y el apoyo de sus padres", comentó Rivas.