Nicaragua conmemora hoy Octubre Victorioso. Hace 38 años los guerrilleros concentrados en Masaya sumaron al pueblo que se reveló al tirano, apurándose heroicamente para asaltar el Cuartel de Masaya, fortaleza impenetrable hasta entonces.

No fue hasta octubre de 1977, cuando ya ocurridas sendas acciones similares en Río San Juan y Ocotal, el pueblo vería que la bestia tiránica podía ser vulnerable en su costado.

Ya el combate se podía librar sin temor a la aniquilación en las calles de los bastiones del somocismo, lo demostró el operativo guerrillero.

Ahí, a escasos kilómetros de la capital, la arremetida debía concretarse para revelar el debilitamiento que la guardia de la dinastía Somoza ya había sufrido años atrás en la montaña.

Las fuerzas guerrilleras ahora avanzan con valentía a la última línea enemiga. La ofensiva militar en Masaya marca el inicio de la ofensiva ininterrumpida del pueblo y que depararía la victoria inminente frente al sanguinario opresor apenas dos años después.

Así lo recuerda el General en Retiro Álvaro Baltodano, a quien junto a Israel Lewites, le fue encomendado encabezar la acción en la Ciudad de las Flores por el Comandante Camilo Ortega Saavedra.

“Comenzó la primera ofensiva en San Carlos, con el asalto al cuartel y luego, posteriormente, se arma la emboscada de San Fabian en la zona de Nueva Segovia, en la Zona de Ocotal donde va liderando ese comando militar guerrillero el Comandante Daniel Ortega Saavedra […] En el caso de San Carlos, se hizo la ofensiva, se atacó San Carlos, se logró potenciar ese ataque a San Carlos, con el ataque el 17 de octubre en Masaya, 4 días después”, recuerda.

El objetivo en Masaya fue cumplido. A pesar de no lograr tomar el cuartel y la caída en combate Israel Lewites y otros guerrilleros, la población despertó su conciencia revolucionaria y se sumó a la causa sandinista.

“Esos son valores que debe tener un pueblo y son los valores que nos impulsan a nosotros, porque además estuvimos juntos trabajando, organizando a la población en esos lugares, en la zona rural, urbana […] ya son generaciones que lo único que nos queda es su ejemplo, esa memoria esos recuerdos, porque no era sencillo tomar esa decisión”, explica.

La juventud y su compromiso libertario

El Compañero Mauricio Mercado Ruiz, hoy secretario político municipal del Frente Sandinista de Liberación Nacional en Masaya, rememora que la juventud protagonista de las acciones libertarias hace 38 años, era una generación llena de patriotismo y de motivos reales para defender la dignidad del pueblo.

En ese entonces, la conciencia de los guerrilleros fue la que determinó el despertar del pueblo y su levantamiento definitivo. “Estaban claros que había que derrotar a un enemigo inmediato que erala dictadura militar somocista, la cual oprimía, explotaba en santa alianza con la burguesía a nuestro pueblo y era necesario derrotar a la guarda somocista”, afirma.

Juventud actual retoma los ideales

El secretario político municipal reconoce que son estos jóvenes llenos de amor a la patria quienes se desprendieron de todo para arrojarse a las calles ofreciendo su vida por la libertad.

Al día de hoy, Nicaragua cuenta con dignos sucesores que se han comprometido y ratificado su vocación por mantener vivo el ideario político de los mártires, resguardados por la libertad que les ha sido legada.

“Eso fue uno de los grandes ideales que nos heredaron nuestros héroes y mártires en esta gesta heroica de Octubre Victorioso y que hoy la juventud actual asume con gran responsabilidad ese compromiso heredado de nuestros héroes y mártires y lo concretizan en esos valores heredados […] Vemos una juventud actualmente en los programas sociales entregando alimentos a nuestros adultos mayores, vemos una juventud promoviendo el deporte, vemos una juventud promoviendo educación, integrados en la alfabetización, integrados en la educación de jóvenes y adultos, vemos una juventud promoviendo educación tecnológica. Por eso murieron los héroes y mártires”, manifiesta.

Octubre Victorioso sumó al pueblo

El excombatiente explica que Octubre Victorioso, fue el acontecimiento que logró sumar a comerciantes, artesanos, vivanderas
y al pueblo entero a la lucha popular.

“No está desvinculado el levantamiento posterior que se da en febrero aquí en la comunidad indígena de Monimbó que está lleno de artesanos, está lleno de compañeros de la pequeña industria artesanal”, comenta.

Mercado afirma que los trabajadores continúan apoyando al Frente Sandinista, por ser la única fuerza que respalda y garantiza la integración del pueblo.

“Es allí donde vemos como artesanos se integran a hacer realidad estas aspiraciones de nuestros héroes”, señala.

La batalla ahora se libra con trabajo

En el camino que lleva al sector de Las Cruces de Camposanto, en la ladera de la laguna de Masaya, una serie de talleres artesanales trabajan laboriosamente día a día.

Por este sitio donde también se encuentra la oferta culinaria local, se ha establecido la Ruta de los Volcanes, proyecto de promoción a pequeños emprendedores que se constituye como un homenaje más a los sueños de quienes defendieron con sus vidas a sus hermanos nicaragüenses.

Miguel Ángel Mercado Escobar, trabaja artesanías de madera desde los 12 años. Su taller, que se enfoca hoy en día a fabricar marimbas en miniatura, es uno de los establecidos en esta ruta inaugurada el 15 de este mes, coincidiendo con las fechas históricas de Octubre Victorioso.

El artesano afirma que las luchas hoy no son con fusiles, sino con ideas y que la defensa de la revolución se desarrolla a través del trabajo arduo y continuado, dedicándose a lo que mejor sabe hacer para prosperar junto a su comunidad.

“Ha sido casi toda mi vida trabajar artesanías, lo que es muebles, muebles de cocina, todo lo que se refiere en madera… pero en artesianas, y ya esto de la Marimba, tengo unos 8 años de que trabajo en esto, que me gustó”, comenta.

Mercado recuerda haber sido empleado todos los días en una fábrica desde las 7:00 am hasta las 4:00 pm y al llegar a su casa se dedicaba a fabricar sus propias piezas de manera rústica, únicamente con sus manos y herramientas artesanales.

Al ver que la demanda de sus marimbas era buena, empezó a trabajar junto a su esposa y luego se sumaron sus hijas. “Miramos que la situación iba más bonita y mirábamos más demanda, entonces yo me busqué a dos chavalos que en la actualidad trabajan conmigo y yo les enseñé”, agrega.

El artesano de marimbas reconoce el respaldo que se ha recibido del gobierno sandinista, principalmente ahora que la materia prima que utiliza ha subido en costos. Además, confía en que con la misma promoción apoyo, podrán aumentar sus ingresos y contribuir a crear la Nicaragua que soñaron los héroes y mártires de la Revolución.

“De eso se trata, si yo crezco, mi taller crece, tengo que tener más mano de obra, tengo que darle trabajo a más gente. Como dice el gobierno: Trabajar juntos y vivir bonito y en paz.[…]Como decían nuestros guerrilleros: Vamos a luchar y vamos derramar nuestra sangre, para que nuestros hijos — decían ellos — nuestros familiares, vivan mejor, tengan un futuro mejor y eso es lo que se está viendo, de que el gobierno está haciendo honor a la lucha y a la sangre que ellos derramaron, que esa sangre no fue en vano”, agrega.

Ruta de los Volcanes, uno de los sueños materializados

Precisamente es en las laderas de laguna de Masaya donde se encuentran los Petroglifos de Cailagua, fiel testigo de la cultura chorotega contada en los 260 grabados visibles.

El atractivo turístico y cultural que se ha venido rescatando gracias a los esfuerzos del Gobierno Sandinista por preservar las raíces de nuestros ancestros, es precisamente el punto elegido para iniciar la Ruta de los Volcanes.

Eddy Blandino, Asistente Técnico Administrativo del Proyecto Petroglifos Cailagua y responsable de Visibilidad y Comunicación, dice que es a partir de 2014, cuando se firma el proyecto Petroglifos de Cailagua con financiamiento de la unión europea, que se ha reforzado la revitalización del patrimonio.

No obstante, desde que el Frente Sandinista asumió por segunda vez el gobierno del país se han realizado actividades de rescate a los patrimonios en todo el territorio nacional.

“Esto es un tesoro y es importante que nosotros lo retomemos, lo cuidemos, lo valoremos. Si nosotros lo retomamos, lo valoramos y lo cuidamos esto va a permanecer siempre, pero cada habitante de esta ciudad junto con la juventud, debemos de tener ese amor”, valora.

Desde entonces, se han realizado jornadas de limpieza y levantamiento de los petrograbados, que se han llevado a cabo con alianzas de diversas instituciones de gobierno.

“No solamente el proyecto trata de la revitalización del patrimonio de los petroglifos, sino también el rescate cultura. Por ejemplo el rescate del trabajo de los artesanos, por eso se hizo la ruta, donde vos venís y vas a encontrar a todos los artesanos de diferentes rubros”, precisa.

Sus armas son sus herramientas de trabajo

Carlos Flores, propietario de un taller de artesanías utilitarias de madera también felicita y agradece al gobierno sandinista porque ahora tiene la oportunidad de llegar más allá de las fronteras en las que estaba limitado.

“Nos ha abierto el camino se nos ha prestado las condiciones para que nosotros podamos progresar con nuestro trabajo”, cuenta.

En su taller de ocho personas — también incluido en la Ruta de los Volcanes — se trabajan piezas madera fina, que muchas veces es desechada por los madereros y mueblistas, pero que ellos rescatan para dar continuidad en su forma y crear instrumentos domésticos con un toque artístico.

“El perfil de la artesanía utilitaria es que no solamente es una artesanía de adorno, sino que también se le puede dar uso. Hay diferentes productos que se comercializan con los hoteles, con las empresas”, expone.

Comenta además, que con la madera, ellos trabajan lo que la naturaleza brinda. “Nosotros no transformamos la naturaleza sino que le damos una continuidad a ella para que ella sobresalga con sus colores exóticos […] aprovechando los residuos de madera añeja, vieja, antigua, con huecos, con insectos, porque nos da una pauta para tener un mejor producto no tradicional”, afirma.

Compromiso con la Revolución

Flores, con una experiencia de 31 años retomó el legado de su padre en la fabricación de artesanías. Se siente comprometido con su progenitor, pues este último, aparte de trasladarle el arte, fue un colaborador activo de la lucha sandinista en los tiempos de insurrección.

En ese sentido se siente motivado e invita a los nicaragüenses a ser más solidarios, hermanables y continuar los valores de la cristiandad.

Al mismo tiempo, comenta que a pesar de que libramos hoy una nueva lucha — esta vez contra la pobreza y la desigualdad — ya no es necesario llenarse de sangre las manos, sino utilizar su formón, su lija y sus demás herramientas de trabajo para cumplir lo mejor posible su papel en la sociedad.

“El compromiso para con nosotros y para con la población es seguir cosechando estas victorias, porque si es cierto que mi Papá participó en la Insurrección, fue colaborador, pues yo tengo un compromiso moral con él de continuar en esta lucha. Ya no con las armas, sino con una manera ideológica”, expresa orgulloso de su historia.

La ofensiva insurreccional de Octubre de 1977 es un claro ejemplo de la tenacidad y la valentía de los jóvenes hombres y mujeres que elevaron su conciencia más allá de ellos mismos para entregarse por completo al pueblo, inspirados por el ideario del General Augusto C. Sandino, el Comandante Carlos Fonseca Amador y otras generaciones de patriotas comprometidos con las mayorías.

Esta prueba del amor motivado por la libertad, se vuelve realidad cada día con el esfuerzo del Gobierno Sandinista, encabezado por el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, a través de los proyectos y programas emblemáticos que han devuelto a los nicaragüenses las esperanzas de un futuro mejor, más solidario, justo, lleno de paz y en libertad.