Un video inédito que muestra los momentos posteriores a la fuga del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán de la celda número 20 de Tratamientos Especiales de la supervigilada prisión de alta seguridad El Altiplano refuerza la teoría de que hubo complicidad de guardiacárceles con el jefe criminal, que sigue siendo buscado a través de operativos militares.

Según las imágenes que divulgó la cadena Televisa, minutos antes de la evasión a través de un túnel de 1.500 metros de largo y 15 metros de profundidad, se oyeron golpes de martillo, pero ninguno de los responsables de monitorearlo reaccionó.

Los agentes de la Policía Federal encargados de vigilar a través de una pantalla los movimientos de Guzmán, jefe del cártel de Sinaloa, tardaron 25 minutos en reaccionar el pasado 11 de julio.

El Chapo se fugó a las 20.52 y los responsables del monitoreo se reunieron frente a una pantalla hasta las 21.17 y dos custodios fueron enviados a la celda dos minutos después.

A Guzmán le habría tomado unos 15 minutos recorrer el túnel que se construyó debajo de su celda. Luego de llamarlo en tres ocasiones por su nombre y no obtener respuesta, los custodios revisaron la celda desde afuera y reportaron por radio que en el piso de la ducha había un hoyo, y a la pregunta de si el reo estaba ahí, respondieron: "no, comandante, no está".

El código rojo fue activado casi tres horas después de la fuga, lo que dio tiempo al narcotraficante para ponerse a salvo.

El secretario de la Comisión de Seguridad Nacional del Congreso, Alejandro Encinas, demandó la inmediata comparecencia del ministro de Gobernación, Miguel Angel Osorio y de la procuradora Arely Gómez. El video es más largo que el que hizo público el gobierno al principio, que además carecía de audio.

El penal de máxima seguridad del Altiplano se encuentra en el municipio de Almoloya de Juárez, unos 90 kilómetros al oeste de la Ciudad de México. Unos 23 ex funcionarios de la cárcel, entre ellos su ex director Valentín Cárdenas Lerma, se encuentran detenidos por el caso. Guzmán, que ya se había fugado de una cárcel en 2001, es nuevamente el narcotraficante más buscado del mundo.

Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por información para su captura y ha pedido su extradición, mientras que la fiscalía mexicana ofreció hasta cuatro millones de dólares a quienes colaboren con su recaptura.

Mientras tanto, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, confirmó que los operativos militares que se llevan a cabo en la zona serrana de ese estado del noroeste de México y del vecino Durango tienen como objetivo la captura de El Chapo.

"El personal militar que trabaja en la zona ha sido remitido desde la Ciudad de México; ustedes ya saben detrás de quién andan y pues hasta ahorita no ha habido resultados. Ese es uno de los objetivos que trae este grupo especial", remarcó López a la prensa. Añadió que alrededor de 13 comunidades de la región han sido sitiadas por elementos de la Secretaria de Marina.

Por otro lado, un periódico de circulación nacional publicó en días recientes que Ricardo Ochoa Beltrán, alcalde de Tamazula, municipio de Durango en la zona limítrofe con Sinaloa, es concuñado de El Chapo.

Ochoa Beltrán y su esposa, Erika Guadalupe Coronel Aispuro, quien según la información periodística es hermana de Emma Coronel Aispuro, actual esposa de Guzmán, estuvieron de visita en la capital sinaloense, Culiacán, para una rueda de prensa en la que negaron tener alguna relación con el capo. "No sé de dónde sacaron esa nota que no es cierta.

No sé, no comprendo todavía. Lo platicamos yo y mi esposa por los apellidos de ella, pues apellidos hay muchos, pero eso no quiere decir que ella es hermana de Emma Coronel, y sí nos afecta, y sí nos molesta", se quejó Ochoa.