El delegado presidencial para las inversiones, General Álvaro Baltodano, informó este martes, que el Gobierno de Nicaragua, continúa impulsando proyectos mineros importantes en regiones del país donde son considerados viables, y donde los mismos cumplen con los requisitos de ley.

“Hay proyectos mineros que siguen caminando, como Las Minas, en Rosita, Bonanza y Siuna. Donde hay empresas que tienen más de diez mil hectáreas sembradas de bosques, aportando al desarrollo de la región con proyectos forestales”, sostuvo.

Tras presidir una ronda de prensas donde se abordó los preparativos de la XIX Conferencia de Zonas Francas de las Américas, el General Baltodano, valoró también de certera la decisión que tomó el Gobierno, al considerar “no viable” la explotación minera en el municipio de Rancho Grande, cuya concesión estaba a cargo de la empresa B2Gold.

Explicó que en Nicaragua, y cualquier parte del mundo, cuando se abre una concesión, se tienen que hacer estudios preliminares, para saber si los proyectos son viables en una región determinada.

“Si algo ha distinguido a nuestro Gobierno, y en esto hemos trabajado muy de cerca con el sector privado, es que los estudios se hagan bien hechos. Para poder entregar la concesión, que cumplan con los requisitos”, manifestó.

En este sentido, expuso que la conclusión a la que llegó el Gobierno, a través del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) es que en esa región (Rancho Grande) no era viable una concesión minera, aunque exista allí un yacimiento de oro.

“El estudio tiene que tomar en consideración todo esto. La parte humana, social, ambiental, y la potencialidad de la región. Eso se da en Nicaragua, y cualquier parte del mundo. Se hacen los estudios y los análisis”, refirió.

Explicó que en Nicaragua, existían en el pasado concesiones mineras en lugares donde son reservas, y simple y sencillamente el actual Gobierno no les volvió a dar las concesiones, para no dañar estas áreas naturales.

“Incluso hay empresas que han venido, y han comprando tierras en territorios indígenas, y se les ha dicho que allí no se pueden vender esas tierras”, manifestó el General Baltodano.

En relación a considerar no viable la explotación minera en Rancho Grande, destacó que la misma Iglesia católica también respaldó esta decisión del Gobierno Sandinista.

“El Obispo de Matagalpa, habló y agradeció la fineza del Presidente, haberle llamado por teléfono y haberle comunicado esto, porque él era uno de los que estaban preocupados por la inversión minera en Rancho Grande”, sostuvo.

En relación a este tema, el Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, informó que también la Cámara Minera de Nicaragua (CAMANIC), reconoció la decisión que tomó el Gobierno Sandinista, a través del Marena, en considerar no viable la minería en este municipio de Matagalpa.