A buen ritmo y de manera exitosa, compite el sector de Zonas Francas de Nicaragua en el mercado internacional, pese a la ausencia del beneficio de Régimen Arancelario de Nivel Preferencial (TPL, por sus siglas en inglés), que canceló el Congreso de los Estados Unidos, tras permanecer durante nueve años vigente.

Así lo informó el Presidente de la Federación Cámara Nicaragüense de Zonas Francas Privadas (FCNZFP), Mario Zelaya, quien destacó que pese a que en el momento que se canceló el TPL, se llegó a prosticar lo peor para este sector, “hasta la fecha no se han cerrado empresas, y los niveles de exportación de este año cerrarán igual que en 2014”.

El temor que teníamos el año pasado por la ausencia de los TPL, a partir del 1 de enero de 2015, fuera muy dañino, en la práctica se ha visto minimizado. Las actividades de la maquila-textil se han desarrollado con normalidad. El volumen de producción se ha mantenido”, sostuvo.

Explicó que, a pesar que ya Nicaragua no cuenta con un TPL, y el país se ve obligado a competir con sus propios recursos, “el sector se mantiene, y se esperar cerrar este año, con cifras similares al 2014”, reiteró.

Zelaya destacó que en los últimos diez años, el Sistema de Zonas Francas ha crecido muchísimo, viendo las exportaciones multiplicadas.

“Tenemos prácticamente 6 o 7 veces volúmenes de exportación y dinero exportado, de lo que teníamos hace 10 años”, refirió.

Precisó que actualmente Nicaragua cuenta con 2 millones de metros cuadrados de techos industriales; más de 250 empresas usuarias; más de 60 desarrolladores de parques industriales.

“De manera que el sector ha tomado un dinamismo importantísimo. Somos una parte importante de los que generamos una parte importante del INSS (110 mil trabajadores)”, expresó.

El Presidente de FCNZFP, indicó que uno de los factores más importantes que ha permitido el dinamismo de este sector, pese a la ausencia de los TLP, ha sido ese modelo de alianzas, diálogo y consensos, sostenido entre el Gobierno y la empresa privada.