Habitantes del municipio de San Carlos, en el departamento de Río San Juan, realizaron una serie de actividades político-culturales en saludo al 38 aniversario de la Gesta Heroica de Octubre Victorioso, en el que un grupo de jóvenes procedentes del archipiélago de Solentiname arrebataron de las garras de la dictadura somocista el sitio conocido como La Fortaleza, un punto militarmente estratégico en el municipio.

Tras la hazaña libertaria, muchos jóvenes murieron con la esperanza de alcanzar una patria libre, soberana, en la que todos los nicaragüenses fuesen tratados por igual, razón que años después se materializa gracias al gobierno revolucionario liderado por el comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Hoy las madres de los guerrilleros, con lágrimas en sus ojos pero con la satisfacción de ver cumplido los sueños de sus hijos, se hicieron presentes en el parque central de San Carlos, donde se encuentra un monumento erigido a la memoria de los valientes jóvenes, donde depositaron una ofrenda floral y con orgullo alzaron sus puños en saludo a un aniversario más de aquel momento que marcó la historia del pueblo nicaragüense.

“Aún siento mucho dolor por la pérdida de mi hijo, sin embargo el sentimiento de satisfacción cada día se hace más grande, porque el gobierno está trabajando por la causa que iniciaron nuestros hijos. Todos ellos dieron sus vidas por una nueva Nicaragua y por eso hoy estamos juntas honrando la memoria de nuestros guerrilleros” destacó Ana Pichardo, madre de Roberto Centeno.

“Desde muy joven mi hijo se sumó a la lucha, siendo maestro decidió combatir para que sus hijos vivieran en un país mejor, siempre decía que la lucha era importante y que uno de sus sueños era que su familia saliera adelante. Gracias a todos nuestros hijos hoy la juventud es libre, puede estudiar y el gobierno está siempre al pendiente de todas las madres de Héroes y Mártires” señaló Juana Reyes, madre de José Ángel Reyes.

Caminata de Buenas Esperanzas

La sangre derramada por los jóvenes que cargados de esperanzas se sumaron a la clandestinidad para construir una Nicaragua mejor, hoy es un ejemplo vivo para las nuevas generaciones de sancarleños, quienes con mucho entusiasmo realizaron una caminata desde la entrada del municipio hacia el malecón, misma en la que destacaron el valor y la proeza de los chavalos, que sin experiencia alguna, tomaron las armas y dieron un duro golpe a una de las dinastías más crueles en la historia de Latinoamérica.

“Todos los años honramos la memoria de nuestros jóvenes valientes que asaltaron el cuartel de San Carlos. Uno de mis hijos luchó en ese momento y gracias a su entrega hoy vivimos los nuevos tiempos, antes éramos sometidos y marginados por la dictadura somocista, sin embargo hoy reina la paz y eso es lo que le vamos a heredar a nuestras futuras generaciones”, refirió Pedro Acuña.

“Para la juventud de San Carlos es un orgullo seguir los pasos de todos los héroes y mártires que defendieron nuestra soberanía, ahora es nuestro el compromiso dar continuidad ese legado de lucha y de amor por nuestro país y qué mejor manera de hacerlo que dando nuestro aporte a cada uno de los programas que desarrolla nuestro gobierno sandinista” destacó Dámaso Guillen, miembro de Juventud Sandinista.

Mayor compromiso con la causa de los héroes y mártires de San Carlos

Hoy los habitantes de San Carlos hacen propia la causa de los guerrilleros, no con las armas, sino con el entusiasmo y el compromiso de abonar cada día a la construcción de una Nicaragua mejor, en la que se respire la paz, igualdad pero sobre todo, en la que se hagan valer los derechos de las mujeres, los ancianos, los niños.

“Son 38 años de compromiso, donde un grupo de jóvenes que en su momento fueron agentes de cambio, protagonizaron una gesta que nos ha permitido contar con la Nicaragua que ellos siempre soñaron y que todos disfrutamos. Los guerrilleros cargando una mochila llena de esperanzas y de sueños se enrumbaron a asaltar un cuartel que representaba el cambio para la vida de los nicaragüenses y el protagonismo de las familias. Gracias a ellos y a su compromiso de vida hoy tenemos una Nicaragua que avanza en contra de las consecuencias que nos dejó la dictadura, como lo es la pobreza, la cual vencemos a diario” expresó Johnny Gutiérrez, alcalde de San Carlos.

“El ideal que nos motivó en aquellos años, hoy lo vemos convertido en una realidad, hace 38 años estábamos claros de que solo derrotando una dictadura sangrienta se harían realidad nuestros sueños, hoy recordamos las acciones de octubre victorioso y estamos construyendo nuevas acciones, las que se enfocan en el desarrollo de las familias y que son promovidas por nuestro gobierno a través de la gratuidad de los servicios básicos, las condiciones dignas de vida, mismas que aportan a la erradicación de la pobreza” finalizó Nubia Arcia, sobreviviente de la toma del cuartel.