El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, informó que el Gobierno preparó un plan de emergencia para enfrentar la sequía en el Corredor Seco, y garantizar la distribución de agua entre las familias utilizando las aguas embalsadas del Lago de Apanás.

Daniel manifestó que así como el gobierno ha trabajado para que a las familias que están en las situaciones más difíciles en el corredor seco no les falte alimentos, también se realizan esfuerzos para que no les falte el agua, que en muchas ocasiones es trasladada en los transportes de las instituciones hacia las comunidades.

En ese sentido, recordó que debemos estar preparados para enfrentar situaciones más graves, entre ellas la sequía que afecta al corredor seco, aunque en este mes de octubre el régimen de lluvias está mejorando.

El mandatario explicó que orientó al Compañero Ernesto Martínez Tiffer, encargado de atender las Plantas Hidroeléctricas, preparar un plan de trabajo para utilizar el agua que está embalsada en Apanás, para abastecer de agua a las familias del corredor seco.

De modo que "si la situación se complica, que estemos preparados para que se genere al mínimo y que podamos utilizar buena parte de esas aguas para llevarle agua a la población que estaría siendo afectada en ese corredor seco", explicó.

"Ahí se hizo un trabajo de parte de los especialistas que tienen que atender estas plantas y es un plan de emergencia que ahí está disponible, Dios quiera que no tengamos que recurrir a ello, (pero) tenemos la ventaja de que podríamos poner en práctica ese plan sin exponer la generación de energía", aseguró.

Comentó que la generación que tiene el país actualmente es tan grande, que se tiene una buena reserva de la cual apenas se coloca una parte en el mercado centroamericano.

No obstante, el Presidente mencionó que en estos días de octubre ha estado lloviendo, lo cual es una buena señal para la siembra y la cosecha de postrera.