Más de 710 mil inmigrantes llegaron a Europa en este año, informó hoy la agencia de salvaguarda de fronteras europeas Frontex, mientras Libia indicó que arrestó a unos 100 traficantes de seres humanos.

El documento de Frontex señala que la cifra corresponde al período del 1 de enero al 30 de septiembre de este año, destaca la televisión capitalina.

Las islas griegas en el Mar Egeo aparecen como las más afectadas por el flujo migratorio que luego desbordó, sobre todo, las fronteras de Macedonia, Serbia, Hungría y Croacia, la ruta seguida por miles de refugiados en su camino hacia países europeos ricos.

Grecia recibió a más de 300 mil foráneos, en su mayoría sirios, iraquíes y afganos, que buscan refugios de los conflictos en sus países, en parte provocados desde el exterior con participación de varias potencias occidentales.

La crisis migratoria llevó a los 28 miembros de la Unión Europea (UE) a acordar un plan de cuotas para reubicar a solo 120 mil indocumentados en varios meses.

Sin embargo, para impedir el ingreso de inmigrantes en el mar Mediterráneo, la UE puso en práctica una operación dirigida a arrestar traficantes de personas y a abordar naves sospechosas frente a las costas libias, de donde parten los extranjeros a Europa.

Autoridades de Libia, donde tiene lugar una lucha intestina, anunciaron esta jornada el arresto de 107 supuestos traficantes de personas.

Varias naciones, incluida Rusia, exigieron a la UE ocuparse no solo de quienes trafican con el viaje de los inmigrantes, sino también de su asistencia en alta mar.

Casi tres mil indocumentados perecieron en 2015 en su intento de cruzar el Mediterráneo para alcanzar las costas europeas.