Que en Nicaragua el crecimiento económico se mantenga constantemente en cifras positivas y que la reducción de la pobreza en los últimos cinco años haya sido del 13%, se sustenta en el modelo de desarrollo, de consenso y alianzas que ha venido impulsando la administración del Presidente Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo.

El analista económico y político Cairo Amador López y el empresario del sector eléctrico César Zamora, consideran que Nicaragua va por el rumbo correcto y por tanto llamaron al pueblo a fortalecer la paz, la seguridad y sobre todo el modelo de diálogo y alianza, que tan buenos resultados ha brindado.

Para Amador, la reducción significativa de la pobreza general se sustenta en los programas sociales que ha venido impulsando el gobierno, mencionando entre estos el Bono Productivo Alimentario, Usura Cero, el programa de electrificación rural, la merienda escolar, la mochila escolar, la estabilidad en el pasaje de transporte colectivo, la gratuidad en el sector educativo y de salud, entre otros.

“Efectivamente hay una reducción de la pobreza extrema y de la pobreza general, y se explica por razones que de alguna manera son parte del quehacer del gobierno y otras por cuestiones objetivas, por ejemplo las remesas que han aumentando en la medida que la economía de Estados Unidos ha mejorado (…) pero un mayor componente de esto han sido las políticas sociales, entre estos los proyectos que por un lado han aumentado en número, pero fundamentalmente han aumentado en la gente que es beneficiada por la restitución de derechos que se ha venido haciendo”, valoró Amador, quien considera que la administración sandinista ha sido eficiente.

Subrayó que Nicaragua efectivamente ha reducido sus niveles de pobreza, pero advirtió que aún falta mucho por hacer y en ese sentido, instó a los nicaragüenses a seguir optando por la paz, la seguridad y la unidad.

Indicó que los resultados de la encuesta del INIDE no están diciendo que las familias se están volviendo millonarias, sino que a partir de la implementación de los diversos programas sociales y económicos, además de la implementación del modelo de alianza, las oportunidades para salir de la pobreza “están siendo agrandadas, la proyección de vida se ha mejorado, que el panorama se ha ensanchado y que de alguna manera estas progresando colectivamente y en ese sentido esta encuesta es altamente meritoria”.

Debemos seguir apostando por el modelo de alianza

El empresario César Zamora, considera que el crecimiento económico sostenido arriba del 4% en los últimos cinco años, obedece a lo acertado de implementar el modelo de alianza y el diálogo social, el cual debe seguir siendo la prioridad entre todos los actores.

Zamora subrayó que el aporte del sector empresarial ha sido muy importante en las cifras obtenidas, mismas que se notan, se sienten y se observan a lo largo y ancho del país.

“El crecimiento económico es obvio, no solamente se ve en el día a día de la economía nicaragüense, sino que también lo vemos en lo que dice el nicaragüense en su quehacer cotidiano. Ya llevamos cuatro años creciendo socialmente y sin duda esto es positivo para el conjunto de la sociedad y hay que seguir haciendo esfuerzos, a como está el mundo al día de hoy (inestable económicamente y socialmente) lo podamos, que es un mundo complicado, podamos el próximo año tener la astucia para seguir generando niveles de confianza entre los diferentes agentes del país, empresarios, trabajadores, gobierno y sociedad, para seguir manejando el quehacer económico del país en la misma dirección”, dijo el empresario.

Llamó a las fuerzas políticas y sociales a actuar con toda la responsabilidad del caso, para que Nicaragua siga con las cifras positivas, tomando en cuenta que el 2016 es un año electoral.

Zamora considera que las buenas cifras, obedecen en primer lugar al excelente manejo de las políticas macroeconómicas, las que han sido consistentes en los últimos años, además del crecimiento y calidad de la inversión extranjera y nacional, así como el modelo de confianza y diálogo.

Nicaragua gracias a una serie de factores, pero principalmente por los programas sociales impulsados por el gobierno, ha logrado reducir la pobreza general, al pasar del 42.5 a un 29.6 por ciento, del 2009 al 2014. En el área urbana la pobreza general pasó del 26.6% al 14.8%, mientras en la rural pasó del 63.3 al 50.1%.

Además, la pobreza extrema se redujo a nivel nacional de 14.6 a 8.3 % del 2009 al 2014 (reducción de 6.3%). En el área urbana se redujo del 5.6% al 2.4%. En el sector rural pasó del 2009 de 26.8% al 16.3%.