Con el reto de acompañar a las familias en la búsqueda de la esperanza y con la certeza de que sus derechos serán resguardados, el Ministerio de la Familia dio a conocer su Plan de Cierre 2015 y de Buena Esperanza para el 2016.

Entre las líneas de trabajo que se le darán continuidad en el 2016, la Ministra Marcia Ramírez indicó que una de las acciones priorizadas serán las consejerías telefónicas de la Línea 133, la cual queda insertada en el sistema de atención de MiFamilia, Ministerio de Educación y Ministerio de Salud.

También se le dará prioridad a la unidad especializada de atención de situaciones críticas en temas de embarazo temprano, acoso sexual, entre otros.

Otra de las líneas priorizadas para el 2016 es el fortalecimiento del programa de Consejerías Familiares en los 153 municipios y el trabajo de los Gabinetes de la Familia y los Consejos de Desarrollo Humano.

La Ministra señaló que otro lineamiento estratégico es actualizar los sitios de riesgo para garantizar la identificación de niños y adolescentes en esos sitios y garantizar su ingreso y permanencia en la escuela.

Además, se fortalecerán los mecanismos de articulación con el Ministerio de Educación, Ministerio de Salud para garantizar el acceso de los servicios a los protagonistas.

Ramírez indicó que para el 2016 también se tiene previsto ampliar los hogares sustitutos o solidarios así como procurar que todo niño en situación de abandono cuente con una familia adoptiva idónea.

Para esta última acción, la titular de MiFamilia señaló que esa institución capacita a los padres sustitutos para que estén preparados para asumir esa responsabilidad.