Con el afán de garantizar la tranquilidad y seguridad ciudadana, fuerzas policiales del Distrito IV fortalecieron los planes operativos durante el fin de semana, lo que fue agradecido por las familias del barrio Hilario Sánchez y Las Torres.

Una treintena de efectivos policiales se movilizaron en motocicletas, a pie o en vehículos por las diversas calles de estos barrios, para conocer de los [email protected] sus inquietudes y necesidades en cuanto a seguridad ciudadana.

El compañero Pedro Enrique Pérez, del Gabinete de la Familia, Comunidad y Vida del barrio Hilario Sánchez, comentó que este reforzamiento de los planes de seguridad, es parte de las solicitudes hechas por la población en las asambleas ciudadanas.

Indicó que estos planes operativos tienen que ir incidiendo en el comportamiento de los jóvenes, los que son atendidos por la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, que garantiza un estudio técnico.

“Si este trabajo continúa de una manera seguida en este barrio, creo que podríamos lograrlo y hemos estado trabajando con la policía con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo que tenemos y el informe que siempre realizamos donde enfocamos todos los problemas que se vienen dando”, enfatizó Pérez.

El comisionado mayor Darwin Rosales, Jefe del Distrito IV, indicó que gracias a la coordinación con la comunidad, se han venido reduciendo los delitos y muchos jóvenes se han reintegrado a programas educativos y ahora los ciudadanos circulan de la mejor manera y con mayor seguridad.

Agregó que el trabajo se ha hecho de forma conjunta con asuntos juveniles, la comunidad, Ministerio de la Familia y la Policía Nacional, con el objeto de hacerles ver a las familias y principalmente a los jóvenes que un barrio con seguridad, mayor es la productividad.

Reconoció que en estos barrios aún persisten jóvenes en riesgo, a los cuales se les está persuadiendo que deben abandonar algunas actitudes que primero le dañan su salud y después a la comunidad.

La señora Iveth Meza, agradeció a las fuerzas policiales por tener mayor presencia en su barrio, ya que la situación de delitos ha disminuido considerablemente.

“La delincuencia ha bajado y la seguridad se ha mejorado mucho, ahora estamos más tranquilos y el trabajo de la policía ha sido formidable, pero tienen que ir mejorando y traer más refuerzos a la subdelegación”, mencionó Meza.