Con una muestra gastronómica, cultural y artesanal, el Parque de Ferias de Managua, rindió homenaje al Día de la Resistencia Indígena, fecha que se conmemora cada 12 de octubre.

Conmemorando la lucha de los pueblos originarios de este bello país, artesanos dieron muestra de la rica herencia cultural que nos dejaron nuestros antepasados; hombres y mujeres luchadores y llenos de creatividad como los de hoy.

En el Parque Nacional de Ferias, unos 223 expositores de todas partes del país, han demostrado una vez más que los nicaragüenses debemos estar orgullosos de nuestra identidad.

Túpac Espinoza, director de la administración del Parque de Ferias, explicó: “En Nicaragua como en toda Latinoamérica se dio la resistencia de nuestros pueblos indígenas en los tiempos de la conquista, es sorprendente ver tantos años después cómo nosotros los nicaragüenses hemos logrado mantener muchas de las tradiciones, costumbres, gastronomía y cultura en general”.

“En esta feria se ha dado un encuentro nuevamente donde el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional permite que en esta feria converjan todas estas expresiones, comunidades para demostrarle al pueblo nicaragüense cuántas cosas se han logrado preservar y la lucha que hay alrededor de esa preservación de tradiciones”, resaltó.

A la modernidad sin perder la tradición

Doña Ada Isabel González, recuerda que hace 20 años la necesidad la hizo pensar en ganarse la vida palmeando tortillas, en esta actividad encontró el sustento de su familia, llegando hace tres años al parque de ferias para renovar su forma de echar tortillas.

“Ha sido un medio de sobrevivencia. Cuando salí embarazada me quedé sin trabajo y pensé en echar tortillas y me quedé trabajando en esto."

"El gobierno me ha permitido esta oportunidad de tener este espacio en la feria y comencé con un balde pequeño de masa y ahora tengo una máquina que ha sido un descanso tremendo. Esta proporciona 19 tortillas por minuto, y yo por minuto hacia cuatro", dijo Ada.

La historia hecha con las Piedra de Limay

Óscar Enrique Castro es originario de San Juan de Limay, Estelí y desde muy jóven se apasionó por las esculturas, tanto, que ha dedicado su vida a la creación de paisajes, historias y sobre todo a recrear la identidad nicaragüenses a través de la piedra de marmolina.

"En mi obra trato de representar sobre todo en esta fecha la resistencia indígena de la invasión española de hace unos 500 años. Estoy representando la cara de un cacique, tenemos junto a él la cara del jaguar que era un animal supremo, el mono que servía como alimento, el maíz y la pesca".

“Es importante hacer memoria de cómo vivían, cómo se alimentaban y cuáles eran sus principales funciones por eso esculpo desde hace más de 30 años", comentó Óscar.

Las bebidas como la chicha, el pinol, el chilate, bebida típica de Carazo, además ricos yoltamales, tamales, güirilas, queso horneado, rosquillas, carnes asadas, pueden degustar en el parque de ferias todos los fines de semanas.

"Son incontables las güirilas que hago acá en la feria", dijo Aracely Ruiz atareada mientras le daba la vuelta a una güirila chontaleña.

"Es importante mantener la tradición, sobre todo estar claros en esta fecha en la que se celebra la resistencia indígena y entonces la gente la busca la güirila con más devoción", señaló Aracely.