Una amena mañana protagonizaron las familias del barrio San José Oriental, lugar donde se realizó una Feria Solidaria en la que participaron diversas instituciones del Gobierno Sandinista, de cara a ofertar comidas, refrescos, productos elaborados por pequeños comerciantes y la atención en salud.

Los pobladores pudieron recibir consultas médicas gratuitas, gracias a la participación del Movimiento de Médicos Sandinistas que brindaron atención general, pediátrica, ginecológica y odontológica.

Durante toda la mañana los jóvenes participaron de juegos deportivos, presentaciones culturales y la Policía Nacional con un stand detallaba los diversos servicios que brindan de cara a seguir promoviendo la seguridad ciudadana.

Protagonistas del programa Usura Cero pudieron ofertar riquísimas sopas de albóndigas, mondongo, de res y de pollo, otros vendieron rosquillas, pescados, bisuterías, venta de ropa y hasta el puesto de ENABAS vendió a precios solidarios. En resumen las familias se divirtieron, aprovecharon para pasar consultas y comprar alimentos para su hogar.

“Estamos llenos de cultura, de nuestras tradiciones, de comidas propias de nuestra gastronomía, podemos encontrar una gran variedad de sopas, de vaho, vigorón, asados y principalmente nuestro Buen Gobierno nos ha orientado de que todas las instituciones puedan brindar atención a las familias”, señaló Jamileth Gradiz, Secretaria Política del FSLN en el Distrito IV.

Indicó que el interés del gobierno es acatar las peticiones y demandas de las familias, entre estas acercar los servicios de las instituciones para bienestar de las familias, tal es el caso de la señora Adela Manzanares, que aprovechó que visitaba a una amiga y decidió pasar consulta.

“Andaba visitando a una amiga, pero pase consulta porque ando con el chikungunya, ya se me había pasado, pero ando otra vez con los malestares y aproveche la feria solidaria para ver que medicamento me dan y agradeciendo esta oportunidad que nos da el gobierno para que nosotros podamos ver nuestras necesidades con mayor atención, es una buena iniciativa por parte del gobierno estas ferias”, comentó Manzanares.

El señor Walter Solís, considera que estas ferias son alivio a la economía de los hogares porque se compra a bajos precios, pero también permite a los vecinos a compartir en fin de semana.

“Esto es un beneficio al bolsillo de las familias, ayuda a la comunidad, nos relacionamos más porque cada quien vive en sus ocupaciones y en este momentos nos conocemos más los vecinos. Lo bueno sería que las promovieran más continuas, no solo por esta vez, los productos están accesibles”, dijo Solís.

Entre los protagonistas se encontraba la pequeña comerciante Beatriz Meléndez, que considera muy necesarias las ferias, porque permite encontrar compradores a las artesanías que diseña y crea con sus manos.

“Estas ferias son necesarias porque nos ayudan a compartir nuestras artesanías, lo que vendemos y la oportunidad de ganar un poco de dinero, además de compartir con nuestros vecinos que tenemos y que no los vemos, los saludamos, es una forma de reunirnos”, manifestó Meléndez.