Durante la homilía en la Catedral de Managua y en la iglesia El Pilar, el Cardenal Leopoldo Brenes exhortó a las familias nicaragüenses a orar para que se concilie la paz en Mina El Limón y Chichigalpa, regiones que se han visto afectadas en la última semana por hechos vandálicos cometidos por algunas personas.

Sobre los lamentables hechos ocurridos el pasado 6 de octubre, donde un grupo de manifestantes de manera agresiva realizaron actos vandálicos en Mina el Limón, perdiendo la vida un oficial de la Policía, el Cardenal Brenes externó que la única vía debe ser siempre el diálogo.

“Hagamos a un lado la violencia y desarrollemos el diálogo para buscar soluciones. Las guerras no buscan soluciones, buscan como esclavizar, llevar y derrotar, oprimir y aplastar al otro. El diálogo es mirarse a los ojos, es mirar frente a frente y buscar una mejor solución”, destacó.

Brenes recordó que Nicaragua tiene en su memoria hechos de violencia que sólo han dejado dolor.

“Nosotros en Nicaragua hemos vivido situaciones violentas, pero solamente cuando se han sentado a platicar hemos comenzado a ver la luz en nuestros conflictos. Creo que todos los nicaragüenses que queremos la paz no queremos la confrontación, ni la enemistad entre nosotros, por eso estamos sintiendo estos hechos”.

Además, el cardenal Brenes, se refirió a la protesta agresiva de ex cañeros en Chichigalpa, actos que generaron el caos y el medio en la población de la zona.

“La iglesia siempre ha predicado que la violencia genera violencia y que nunca así se solucionan los conflictos, solamente cuando las partes se sientan a platicar y se van poniendo de acuerdo se llega a la solución, por eso hoy he pedido para que todos aportemos a la prudencia y así al desarrollo de la patria para que vivamos en paz”.

“Todas las iglesias católicas en Nicaragua y creo que todas las iglesias evangélicas están orando para que las partes puedan entrar en ese diálogo”, concluyó.